MENú

VACUNAS COVID-19: COLOMBIA Y LOS DEMÁS ESTADOS MIEMBROS DE LA ORGANIZACIÓN DE COOPERACIÓN Y DESARROLLO ECONÓMICOS (OCDE) DEBEN APOYAR LA EXCEPCIÓN DEL ACUERDO SOBRE LOS ADPIC EN LA OMC

VACUNAS COVID-19: COLOMBIA Y LOS DEMÁS ESTADOS MIEMBROS DE LA ORGANIZACIÓN DE COOPERACIÓN Y DESARROLLO ECONÓMICOS (OCDE) DEBEN APOYAR LA EXCEPCIÓN DEL ACUERDO SOBRE LOS ADPIC EN LA OMC - 09410349_xl

Vacuna contra el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Este 30 de abril se celebra una reunión del Consejo de los ADPIC (Aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio) en la Organización Mundial del Comercio (OMC), donde se presentará, la propuesta de India y Sudáfrica relativa a la derogación de determinadas disposiciones del Acuerdo sobre los ADPIC relativas a vacunas y tratamientos Covid-19. En esta ocasión, Médicos del Mundo Colombia recuerda al gobierno colombiano y los demás gobiernos de la OCDE la urgencia de apoyar esta propuesta de exención.

El gobierno colombiano, así como los Estados Unidos y demás estados de la OCDE, continúan ignorando las numerosas voces que se van sumando a la petición de suspender las patentes para aumentar la producción y la disponibilidad mundial de vacunas para la Covid-19 y equipos relacionados. Países como Colombia, Chile y México no tomaron aun una posición clara en cuanto a la propuesta de India y Sudáfrica, con el pretexto de necesitar más evidencias sobre el impacto que tendría en la práctica la exención de patentes. Tal posición es inaceptable para un país como Colombia, que presenta muchos problemas en el acceso a las vacunas. Aunque el actual gobierno de Colombia dijo defender las vacunas como bienes públicos mundiales, al no posicionarse en favor de la demanda de exención a la OMC, lo que hacen Colombia y los demás países de la OCDE es bloquear el consenso para que la vacunas sean de hecho accesibles, no solamente en Colombia, sino en todos los países del mundo. Apoyar la exención de los ADPIC sería una de las formas más poderosas y eficaces para que los gobiernos demuestren su compromiso con la cooperación mundial y aumenten el acceso mundial a las vacunas

Organizaciones de la sociedad civil, de las cuales muchas son latinoamericanas, están exigiendo a sus gobiernos que sean eliminados los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas para Covid-19. En esta semana, organizaciones de la sociedad civil europea han hecho demandas similares, exigiendo que sus gobiernos cambien de posición. Recientemente, casi 400 miembros del Parlamento Europeo y de Parlamentos Nacionales de toda la UE firmaron un llamamiento conjunto expresando su apoyo inequívoco a la medida, sumando su voz a la de 175 premios Nobel y ex jefes de Estado y de gobiernoal Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS)científicossindicatosONG y público en general.

Según el director general de la OMS, de los más de 890 millones de dosis de vacunas administradas en el mundo, más del 81% se administró en países de renta alta y media-alta. Los países de renta baja sólo recibieron el 0,3%[1]. Así, más de 85 países pobres no tendrán acceso generalizado a las vacunas contra el coronavirus hasta 2023[2].

Es evidente que las dosis de vacunas son insuficientes debido a las limitadas capacidades mundiales de fabricación. En este sentido, la directora de la OMC ha declarado recientemente que existe capacidades de producción aun inutilizadas en los países en desarrollo. Hasta ahora, los mecanismos tradicionales y voluntarios disponibles para aumentar tanto la producción y la transferencia de tecnología en los países en desarrollo han sido insuficientes. Sin presión de sus gobiernos, las firmas multinacionales poseedoras de las tecnologías existentes en el mercado no permitirán compartir las patentes y el know-how necesarios a la producción de las vacunas en los países en desarrollo.

Iniciativas como la de COVAX dependen en gran medida de promesas y compromisos que aún no se han materializado y, en cualquier caso, serían insuficientes para alcanzar el nivel de cobertura necesario para poner fin a la pandemia a tiempo. COVAX está concebido como un mecanismo para lograr un acceso efectivo y equitativo a la vacuna, especialmente de los grupos poblacionales más vulnerables. Exigimos también a los gobiernos mayores esfuerzos para lograr la vacunación de migrantes, refugiados, víctimas de conflictos armados, y grupos de protección especial como las comunidades indígenas. Si la situación no cambia, los intereses y las ganancias de unos pocos determinarán el destino de la mayoría. Como ha dicho el Director General de la OMS, estamos en riesgo de un “fracaso moral catastrófico”.

No es demasiado tarde para que Colombia, así como los demás gobiernos de la OCDE, cambien de rumbo, dejando atrás el bloqueo a la exención de los ADPIC y entablando negociaciones basadas en argumentos.

También estamos invitando para que se unan al llamado a través de Change.org. Firma la petición en http://chng.it/BsGnTDbj4V

 

 

Advocacy MDM Colombia

www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios