MENú

Temor a retaliaciones de paramilitares de las AGC obligados a salir de Zona Humanitaria Nueva Vida

Temor a retaliaciones de paramilitares de las AGC obligados a salir de Zona Humanitaria Nueva Vida - Puntos-AGC

El pasado martes 8 de enero a las 5:00 p.m. dos “Puntos” de las AGC abandonaron la Zona Humanitaria Nueva Vida, Territorio Colectivo de Cacarica, cuando los militares terminaron sus operaciones de control en el lugar.

Los paramilitares fueron vistos horas después en el punto conocido como La Tapa, que es el lugar acceso a los ríos Perancho y Peranchito.

Dada la presión internacional y el conjunto de denuncias que se han desarrollado, se ha logrado una operación militar disuasiva, que aún está lejos de asegurar las garantías de los derechos de los afrocolombianos asociados en CAVIDA.

Muy cerca de la Zona Humanitaria se encuentran más de 30 paramilitares con armas largas y vestidos de camuflado, sin que haya existido acción alguna eficaz e integral del gobierno para proteger a las comunidaes.

Hoy las lideresas y líderes de CAVIDA que se han atrevido a denunciar las operaciones paramilitares de las AGC, que han objetado su presencia armada en su territorio, nombres y personas conocidas del gobierno nacional, temen una retaliación contra sus vidas.

Las AGC desde hace tres años, prohibieron a los lideres y comunidades desde noviembre de 2016 realizar denuncias o serían asesinados o desplazados; amenazaron con asesinar a defensores de nuestra organización; intentaron abusar de lideresas;  reclutar jóvenes y niños y niñasobligaron a algunos pobladores a sembrar coca o serían asesinados y a otros a trabajar la tierra bajo su control o entregarían la tierra a repobladores y se identificaron como los benefactores en los derechos a la educación y salud de los afrocolombianos.

Dada la presión que esta estructura armada está realizando sobre la comunidad, se exige al gobierno del presidente Iván Duque mantener el control perimetral sobre el entorno de la Zona Humanitaria Nueva Vida y Esperanza en Dios; y una vigilancia estricta sobre los mandos militares que operan en Cacarica para evitar daños irreparables a la vida e integridad de los pobladores, y se esperaría que el ente investigador, de muestras de investigaciones eficaces ante tan graves hechos que ocurren desde hace 24 años en este territorio.

Bogotá D.C., 9 de enero de 2020

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

Imagen: Archivo. (Dos de los AGC que dejaron la Zona Humanitaria)

www.radiomacondo.fm

loading...

Comentarios

Comentarios