MENú

Sobre ese acto de fe que implica el ser colombiano

Sobre ese acto de fe que implica el ser colombiano - cafe2

Marcha cafetera

En El libro de arena de Jorge Luis Borges publicado en 1975 hay un cuento titulado Ulrica, es el único relato de amor que publicó Borges.

El cuento gira en torno al encuentro entre una mujer noruega, Ulrica y un catedrático colombiano, Javier Otárola en la ciudad de York.

Desde que el cuento fue publicado hay un par de líneas que han sido un punto de partida en el incierto ejercicio de la especulación de lo que significa ser colombiano.

Nos presentaron. Le dije que era profesor en la Universidad de los Andes en Bogotá. Aclaré que era colombiano.

Me preguntó de un modo pensativo:

— ¿Qué es ser colombiano?

—No sé —le respondí—. Es un acto de fe

La respuesta de Javier Otárola a Ulrica, quizás es la respuesta más acertada si tomamos en cuenta todos los aspectos violentos que han forjado los destinos del país.

La identidad nacional de los pueblos se constituye a partir de las conquistas sociales y de las heridas sufridas al obtenerlas.  en el curso de nuestra historia son pocas las conquistas sociales que hemos alcanzado a pesar de tantos conflictos y tanta sangre derramada en ellos. La increíble desigualdad producto de la pésima redistribución de la riqueza ha sido el factor que compartimos los colombianos en un vasto territorio dividido en regiones y azotado por la violencia.

Décadas bajo la sombra de la guerra y la desigualdad social han construido una de las sociedades más violentas de las Américas, solo basta mirar las cifras oficiales que obedecen a lo que es reportado ante las instituciones pero que no obedece al total real de casos de violencia dada la gran cantidad de situaciones que no son registradas. Con respecto al maltrato infantil según el Instituto de bienestar familiar (ICBF) en Colombia se encuentran en vigencia 20.268 procesos por maltrato infantil, de acuerdo con la edad, el 39,8 % de las víctimas atendidas son menores de 6 años; el 30,2 % tienen entre 6 y 12 años; y el 28,7 % corresponde a adolescentes entre 12 y 18 años.

Según un informe del Instituto Nacional de Medicina Legal en Colombia (INMLCF) en el 2014 fueron asesinadas 1.007 mujeres, se registraron 37.881 casos de violencia contra las mujeres, el 86% de las víctimas de este delito eran niñas y adolescentes las, durante los dos primeros meses del 2015 la cifra de mujeres asesinadas por violencia de género fue de 126.

El informe del Centro Nacional de Memoria Histórica en el marco del actual conflicto reveló que se cometieron mil 900 masacres, solo en los últimos cincuenta años, en ese periodo la guerra se ha cobrado la vida de 220 mil personas.

La sociedad colombiana ha sido perfilada culturalmente por la violencia y será imposible alcanzar la reconciliación nacional mientras subsistan los factores que le dieron origen al interminable conflicto colombiano que no se limita a los últimos cincuenta años, de hecho estas cinco décadas de guerra son el producto de los conflictos sociales y sin resolver que hemos arrastrado desde la misma fundación de la patria, pocos países del hemisferio tienen un historial de violencia como el nuestro.

Si se descuentan las revueltas internas de los Estados Federales, entre 1812 y 1886, Colombia sufrió en el transcurso del siglo XIX nueve guerras civiles de alcance nacional. Además hubo otras catorce menores de carácter regional e innumerables revueltas.

Entre las principales causas de estos conflictos se encuentran:

  • La desmedida ambición de los dirigentes y los partidos políticos que veían en la guerra un medio para conquistar el poder y retenerlo.
  • La intemperancia de los mismos dirigentes al debatir sus diferencias políticas ó ideológico-religiosas.
  • La injusticia política y  social, que estimuló la pobreza y la carencia de industrias y desarrollo en el país.
  • Los intereses de ciertos sectores especuladores que hacían negocios con los conflictos civiles por lo que estaban interesados en que estos se presentasen.

A estas causas históricas se siguen sumando razones para sustentar un estado de violencia permanente en el país. El asesinato en contra de los líderes sociales sigue siendo una constante, en el 2014 perdieron la vida 62 defensores de derechos humanos, lideres de sus comunidades. El Coordinador Residente y Humanitario de las Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild afirmó que hasta el mes de abril del presente año han sido asesinados 27 líderes sociales en Colombia.

Guerras civiles colombianas

  • Guerra entre Centralistas y Federalistas (1812-1815)
  • Guerra de los Supremos (1839-1841)
  • Guerra civil de 1851
  • Guerra civil de 1854
  • Guerra civil de 1860-1862
  • Guerra civil de 1876-1877
  • Guerra civil de 1884-1885
  • Guerra civil de 1895
  • Guerra de los Mil Días (1899-1902)

Con el nacimiento de los partidos políticos tradicionales en la década de 1840 empezó una larga guerra bipartidista que creó las condiciones para el conflicto de los últimos. Cincuenta años. La violencia en Colombia no nació de los nadie como diría Galeano, ha sido desatada por los que históricamente han ostentado el poder, la avaricia sin límite ha sido la norma que los ha llevado a asesinar a todo aquel que se interponga entre ellos y la riqueza del país la cual consideran de su propiedad, con estos antecedentes  la respuesta de Javier Otárola a Ulrica resulta bastante acertada más allá del sentimiento patriótico que es un sentimiento sin objeto, es un acto de fe el que aun seamos colombianos.

Sobre ese acto de fe que implica el ser colombiano - borges-colombia

 

www.radiomacondo.fm

loading...

Comentarios

Comentarios