MENú

ORGANIZACIÓN INDÍGENA DE ANTIOQUIA SE DECLARA EN ESTADO DE ALERTA PERMANENTE TRAS DETENCIÓN DEL COMPAÑERO INDÍGENA FELICIANO VALENCIA

ORGANIZACIÓN INDÍGENA DE ANTIOQUIA SE DECLARA EN ESTADO DE ALERTA PERMANENTE TRAS DETENCIÓN DEL COMPAÑERO INDÍGENA FELICIANO VALENCIA - feliciano

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA DE LA

JUNTA DIRECTIVA DE LA

ORGANIZACIÓN INDÍGENA DE ANTIOQUIA

Las autoridades indígenas, gobernadores y líderes y lideresas reunidos en Junta Directiva de la Organización Indígena de Antioquia, rechazamos la condena y posterior detención ilegal e ilegítima emitida por la jurisdicción ordinaria en contra del compañero, líder y consejero Nasa, Feliciano Valencia, perteneciente a la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca -ACIN- y Consejero Regional Indígena del Cauca -CRIC-, detención perpetrada en fecha del 16 de septiembre en la vía que conduce de la ciudad de Popayán a la ciudad de Santander de Quilichao, norte del departamento del Cauca.

Consideramos, que el fallo y posterior detención son una manifestación clara y expresa en contra del derecho a la protesta popular, una persecución política del Estado a la movilización indígena, campesina y popular, y un desconocimiento a la autonomía territorial y a la jurisdicción especial indígena consagrada en la Constitución Nacional.

Al compañero Feliciano Valencia se le ha condenado en segunda instancia, tras ser revocado el fallo judicial que le había absuelto por los hechos ocurridos durante el año 2008, año en el cual fue detenido por la guardia indígena, un miembro del ejército nacional quien portaba material de intendencia y estaba infiltrado en el desarrollo de una movilización indígena y campesina pacífica, razón por la cual, y en ejercicio de la Jurisdicción Indígena, el uniformado fue juzgado y condenado por la comunidad, quien actuaba como máxima autoridad indígena, con base en los principios de su derecho propio.

La Junta Directiva de la OIA considera que la detención del compañero Feliciano Valencia no es un hecho inconexo con los actos de desprestigio y persecución que se vienen adelantando contra la movilización indígena, campesina y popular en general y en sí, contra el movimiento indígena en particular, ello por su lucha frente a  la reivindicación de sus derechos.

No es coincidencia que, previa a la decisión judicial, los medios de comunicación orquestaran por diferentes fuentes una campaña de desprestigio contra el movimiento indígena nacional y Caucano, campaña emprendida en medio de las conversaciones que estos adelantan con el gobierno nacional y mucho menos los infundados señalamientos directos que, en dichas acciones de desprestigio, se hicieran contra el compañero Feliciano Valencia.

Somos conscientes que las reivindicaciones justas de nuestros derechos a la tierra, a la vida y a la justicia social tocan los intereses de muchos sectores políticos y privilegiados que no están dispuestos a ceder un ápice de sus riquezas amasadas, y que ostentan por cuenta del despojo de los derechos de los sectores más marginados del país.

Sin embargo, pese a la persecución estatal, la discriminación, la exclusión social que pretende la sociedad mayoritaria; frente a la persecución política de nuestros dirigentes; los señalamientos de que nuestros pueblos ancestrales son auxiliadores o simpatizantes, cuando no, miembros activos de la guerrilla; frente a los asesinatos selectivos; a los acosos permanentes que como movimiento indígena y popular  padecemos. Aún frente todas estas adversidades e injusticias, los pueblos indígenas seguiremos siendo pueblos en resistencia, y no cesaremos  en nuestro empeño por el cumplimiento de nuestros derechos históricamente cercenados.

La Organización indígena de Antioquia exige la liberación inmediata del compañero indígena Feliciano Valencia e insta a la sociedad civil, las organizaciones sociales y políticas, a la comunidad nacional e internacional a que se solidarice con el atropello ejercido por el estado colombiano contra el movimiento indígena.

El movimiento indígena Antioqueño ha sido reiterativo por la apuesta a una salida negociada al conflicto social y armado que vive el país y en tal sentido nos es incomprensible la judicialización por parte del Estado de la protesta pacífica y la movilización. Por consiguiente, La Organización Indígena de Antioquia y todas las comunidades indígenas que en ella se aglutinan, se declara en estado de alerta permanente para realizar las acciones que de manera concertada se definan por parte del movimiento indígena nacional y regional frente al atropello sufrido por nuestros pueblos con los hechos señalados en este pronunciamiento.

¡EN UNIDAD Y RESISTENCIA OIA SOMOS TODOS!

 

Fuente: www.oia.org.co

Comentarios

Comentarios