MENú

Obras en río Magdalena afectan ecosistemas y comunidades

Obras en río Magdalena afectan ecosistemas y comunidades - rio-magdalena

La viabilidad del río Magdalena pone en riesgo de desplazamiento a las comunidades ribereñas de la zona de reserva campesina del valle del río Cimitarra, además de secar los humedales.

Desde enero de este año se empezaron a mirar las dragas en el río grande de la Magdalena y hasta ahora quieren socializar con la comunidades el proyecto de Navelena, entidad encargada de ejecutar el proyecto el cual tiene un valor de 2,5 billones de pesos y está por 13 años pero ya se ve claramente el impacto ecológico y ambiental que está causando. Algunos humedales de las riberas del río Cimitarra ya se están viendo afectados por la viabilidad del río Magdalena y las vías de penetración que tiene el río para llegar a algunas comunidades están quedando cerradas por la arena que están tirando a las orillas del río.

En reunión con Navelena nos decían que el proyecto no necesita licencia ambiental, lo que quiere decir que cause el daño que cause el proyecto va a seguir sin importar como quedemos en la región. Según Navelena solo van a utilizar el 3% del agua del río, pero luego nos dicen que la proyección es de siete metros de ancho por 2,5 de profundidad. Esto no es el 3% del agua del río, es más del 80%. Pero la pregunta de millón es ¿en verano cómo van a mantener el cauce del río estamos seguros de que nos puede pasar lo que está pasando en el Casanare con la canalización de río Rioacha donde se murieron más de 12 mil cabezas de reses y más de 15 mil chigüiros de sed, y muchas comunidades desplazadas por falta de agua.

Es por esto que hacemos un llamado a todos a pronunciarnos y hacer algo por la defensa de nuestros recursos naturales y el río grande de la Magdalena. Si no hacemos nada hoy, mañana será tarde. Hemos cuidado toda la vida las aguas del Magdalena Medio y debemos seguir cuidándola para el futuro de nuestros hijos. Según Navelena lo que se quiere con la viabilidad del río es que puedan subir y bajar planchones las 24 horas con 750 toneladas de peso y que los que no tengan ese peso no pagarán peaje. Pero pagaremos con los humedales y la fauna que desaparezca y con las tierras que tendremos que abandonar por falta de agua digamos no a la viabilidad del río Magdalena por la defensa de nuestros recursos naturales, la fauna, la flora y la permanencia en el territorio.

 

 

Fuente: Milton Mahecha
Integrante del equipo de trabajo de la ACVC.

Comentarios

Comentarios