MENú

Naimen Lara, vocero de las comunidades negras asesinado por la Policía Nacional

Naimen Lara, vocero de las comunidades negras asesinado por la Policía Nacional - photo5059938754701142080_1_

Naimen Agustín es uno de los 311 voceros sociales asesinados en Colombia desde el 1 de enero de 2016 hasta la fecha. Arrebataron la vida de este hombre de 39 años de edad, reconocido como dirigente del Consejo de Comunidades Negras de la Sierrita el Cruce y la Estación de Chiriguaná -CONESICE-, por defender su tierra, su cultura y su gente.

La muerte llegó durante una protesta social convocada por la comunidad de Chiriguaná en la que exigían a las autoridades tomar las medidas necesarias para evitar el cierre del único hospital de nivel tres de la región. En respuesta al clamor social la fuerza pública arremetió con violencia lanzando de manera indiscriminada granadas aturdidoras y gases lacrimógenos contra la humanidad de los manifestantes sin mediar palabra y sin seguir los protocolos internacionales, ratificados por el Estado colombiano, para disolver las protestas pacíficas.

Este día muchas personas resultaron afectadas por la arremetida policial. Por esta razón, Naimen salió de su casa preocupado por su familia. Justo cuando estaba buscándolos Carlos Eduardo Afanador Ibarra, miembro activo de la Policía Nacional, disparó contra los manifestantes mientras afirmaba: “¡Vamos a matar a un hijueputa de estos!”. A los minutos cayó Naimen herido por una bala que impactó en su espalda y que, más tarde, causó su muerte.

Al caer Naimen al suelo, una familiar solicitó ayuda a los policías pero ellos encendieron el vehículo y abandonaron el lugar. La comunidad reaccionó logrando que una ambulancia lo trasladara al Hospital de Chiriguaná, al cual ingresó sin signos vitales. Ante esta situación, la población indignada se dirigió al casco urbano de Chiriguaná para expresar su inconformismo ante la alcaldesa, Zunilda Toloza, quien tiene entre sus funciones mantener el orden público y supervisar el uso de la fuerza de los agentes de policía.

Dos días después del homicidio, la sobrina de Naimen, Yeraldin Henrith Lara Ditta, quien estuvo presente en su muerte fue encontrada inconsciente y con las prendas de vestir desgarradas, con signos de violencia sexual, en el mismo lugar en el que cayó su tío. Al parecer, encontraron la forma de callarla y evitar que contara lo que había visto. Este es tan solo uno de los sucesos que ha tenido que vivir la familia de Naimen después de su muerte, teniendo en cuenta que tenía dos familias con varios hijos que dependían de él.

Por el homicidio de Naimen se adelanta un proceso penal ante el Juzgado Penal del Circuito de Chiriguaná contra Carlos Eduardo Afanador Ibarra en la Fiscalía 22 Seccional de Chiriguaná. Este proceso actualmente está para continuar audiencia de acusación luego de que la defensa técnica interpusiera incidente de competencia.

Asimismo, el patrullero Carlos Eduardo Afanador Ibarra fue sancionado el 14 de febrero de 2017 por Control disciplinario de Carácter Interno de la Policía del Cesar por cargos formulados a partir del homicidio de Naimen con destitución de la Institución.

Dos años después la muerte de Naimen sigue en la impunidad. Aunque está plenamente individualizado al victimario y ya está sancionado disciplinariamente, no se ha logrado continuar con el proceso penal. Por eso hoy recordamos la alegría de este hombre que amaba su pueblo, que creía en el cambio. Hoy recordamos su vida y abrazamos su familia que clama justicia.

No lo hemos olvidado, no perdemos la esperanza. Seguimos clamando por justicia.

Equipo Jurídico Pueblos
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios