MENú

La corrupción en la Rama Judicial son «sucesos aislados», presidente de la sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura

La corrupción en la Rama Judicial son "sucesos aislados", presidente de la sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura - justicia_no_impunidad-650

Sobre la imagen de la justicia en Colombia, el presidente de la sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, Néstor Raúl Correa afirmó que no se puede desconocer que la imagen de la administración de justicia se encuentra en un punto muy bajo en la opinión pública debido prácticas burocráticas, malos ejemplos o eventos de corrupción por parte de una minoría.

“En todos los casos hay que señalar que se trata de sucesos aislados”, enfatizó el magistrado al hacer referencia al número de empleados y funcionarios que allí trabajan el cual está por encima de los 30 mil.

“La inmensa mayoría tiene una moral intachable. Pero no se puede negar que hay lamentables excepciones que son las que llaman la atención de la opinión” añadió el magistrado.

El magistrado Correa señaló que uno de los grandes retos es desterrar este tipo de acciones por parte de la corrupción y que se han presentado desde las altas corte hasta los despachos judiciales en casi todas las regiones del país.

“Preocupa que algunos sectores quieran ahondar el paro judicial y la crítica orientada a desprestigiar la rama judicial y, por esa vía, justificar una intervención a la justicia mayor que se plantea en la reforma llamada ‘equilibrio de poderes’ y que, en últimas, tienda a minar la autonomía presupuestal y administrativa de la rama judicial”, precisó.

Para el presidente de la sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, “no se trata de evitar el control ciudadano ni la rendición de cuentas de la administración de justicia, que son indispensables en una democracia. Pero ensañarse en el estancamiento o la crítica a la justicia podría terminar por afectar la institucionalidad hasta un peligroso punto de no retorno. La rama judicial es una institución del Estado y lo que requiere es su mejoramiento, no su supresión”.

Lo cierto es que  los niveles de corrupción en la rama judicial, además de la persecución política, demuestran una realidad que no obedece a sucesos  aislados como lo señala Correa, y que más bien tiene todas las características de suceso recurrentes.

www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios