MENú

Hidroituango, un nuevo riesgo de contagio para las comunidades

Hidroituango, un nuevo riesgo de contagio para las comunidades - 5d4752289af34

La Red de Organizaciones Locales y Campesinas del Norte y Bajo Cauca Antioqueño y las juntas de acción comunal de las veredas la Molina y Pueblo Nuevo del municipio de Briceño, Antioquia, se pronunciaron frente a la situación de crisis en Hidroituango después de la identificación de varios casos de infección por COVID-19 en el megaproyecto.

Las comunidades de la zona rural de Ituango desde el domingo 24 han venido desarrollando actividades de control en las carreteras y accesos al municipio y la zona rural, y en puntos de entrada al campamento Villaluz, en la puerta conocida como “el bombillo”, donde se realizó un bloqueo comunitario permanente, para garantizar la protección de la población y evitar la potencial propagación del coronavirus.

Los habitantes del municipio de Ituango han expresado su profunda preocupación, después de haberse conocido los resultados entregados por los laboratorios de la Universidad de Antioquia que dan cuenta de 143 personas infectadas en el campamento Villaluz del polémico megaproyecto, después de haberse tomado 2204 pruebas, de las cuales solo se ha conocido la información de 196, según informó el laboratorio de la Universidad.

Las comunidades han solicitado que se decrete la restricción inmediata de ingreso a los municipios de los trabajadores que no hayan sido valorados y estén diagnosticados negativamente de contagio por COVID-19, además deben cumplir la cuarentena obligatoria en los campamentos de Ituango, las autoridades deben vigilar el cumplimiento estricto del aislamiento de las personas que han ingresado sin los debidos protocolos, también exigen conocer exactamente el número de contagiados por municipio en el área de influencia del proyecto Hidroituango, ya que es evidente la irregularidad en el manejo de bioseguridad en la zona y la falta de claridad de la EPM frente a la grave situación.

De hecho, los trabajadores de la Hidroeléctrica, han denunciado que no se han realizado las pruebas para descartar la presencia de coronavirus en la población de trabajadores, mientras la EPM asegura que se ha hecho revisión del personal, pero entre tanto las denuncias son permanentes frente a que no ha habido aislamiento, ni protocolos estrictos, ni se han realizado las pruebas, situación que ha generado una ola de renuncias masivas que la EPM niega, la comunidad ha confirmado esta situación al ubicar que varios trabajadores han salido del proyecto por caminos y trochas, situación que eleva el riesgo a las comunidades rurales de la zona.

Es muy compleja la situación epidemiológica en el departamento de Antioquia, donde se han confirmado 861 casos y se ha determinado que Ituango es un foco de contagio, el alcalde del municipio del norte antioqueño, Edwin Mira, ha emitido una alerta sanitaria frente a la grave situación en Hidroituango que afecta a la comunidad del municipio, cuando se confirmó que varias de las personas diagnosticadas con el contagioso virus, interactuaron con habitantes de Ituango, el burgomaestre hizo un llamado a la gobernación y a la EPM frente a la necesidad de definir acciones contundentes para controlar la propagación del coronavirus, en una región con una obsoleta infraestructura de salud y sin recursos ni cobertura para la ruralidad.

Las comunidades campesinas y de los cascos urbanos de los municipios de área de influencia de Hidroituango, Toledo, Ituango, Briceño y Yarumal, exigen que se debe restringir inmediatamente el ingreso a los municipios de los trabajadores que no porten los resultados de diagnóstico frente al COVI-19, y que se establezcan las restricciones de movilidad de contratistas y trabajadores del proyecto de HidroItuango para garantizar el derecho a la salud y la integridad de las personas que habitan esta vasta región.

Mientras tanto la EPM sostiene que es un proyecto de interés nacional y por tanto mantendrá las mismas condiciones de movilidad de maquinaria y trabajadores en la región. Este es el mismo megaproyecto que causó una tragedia ambiental irreparable en toda la región, qué no posibilitó la búsqueda de fosas comunes para garantizar la verdad frente a cientos de personas desaparecidas en medio del conflicto y la barbarie paramilitar y que ha hecho oídos sordos frente a las exigencias de las comunidades afectadas cultural, social y económicamente por este megaproyecto.

Hoy parece ser que la EPM sigue encubriendo información y pasando por encima de los derechos de los habitantes de la región, como lo denuncian las organizaciones campesinas y procesos que han visibilizado las constantes irregularidades del tristemente célebre megaproyecto de energía bandera del noroccidente colombiano. La joya de la corona de la clase política antioqueña sigue siendo un claroscuro de manejos non santos que afectan, en pro del desarrollo, la vida de miles de personas.

 

Por Arturo Guerrero
Fuente Prensa Rural
www.radiomacondo.fm

loading...

Comentarios

Comentarios