MENú

Graves amenazas contra líderes sociales en el Putumayo

Graves amenazas contra líderes sociales en el Putumayo - putumayo

La red de derechos humanos del Putumayo, Piamonte Cauca y Cofanía, de Ipiales Nariño, denunció una serie de amenazas en contra de reconocidos líderes y lideresas de la región, amenazas que vienen agudizándose desde el mes de febrero del año en curso, en contra de Wilmar Yuvany Madroñero Velasco, Yuri Sirleny Quintero y Yule Vianey Anzueta Tarache quienes son son dirigentes regionales y gremiales, el ultimo diputado de la Asamblea Departamental del Putumayo y además son beneficiarios de las Medidas Cautelares contenidas en la Resolución 030 del 5 de mayo de 2018 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH.

En la región se han presentado más de 28 asesinatos evidenciando una crisis social y humanitaria sin antecedentes, afirman los defensores de DDHH, “La falta voluntad política del gobierno colombiano demostrado en el incumplimiento de la implementación del acuerdo de paz, su cuestionable actuar para el desmonte del paramilitarismo evidencia la debilidad institucional, cómplice de los asesinatos de hombres y mujeres en el departamento”.

Las comunidades y sus líderes expresan su preocupación frente a la indolencia del estado sobre la implementación de los acuerdos de paz, evidenciada en el incumplimiento respecto al desmonte del paramilitarismo y la concreción de un modelo alternativo de sustitución de cultivos, lo que ha potenciado la presencia de distintos grupos armados que se disputan el control del narcotráfico, dejando a las comunidades a merced de estos y en medio del fuego cruzado, grupos armados que actúan en absoluta impunidad y sin respuesta contundente por parte de los órganos del estado, mientras la región esta completamente militarizada, lo cual genera duda frente a la connivencia de estas estructuras criminales con representantes de la institucionalidad.

La persecución y hostigamiento contra los líderes sociales es un “castigo” a su posición indeclinable por la defensa del territorio, las comunidades y los derechos humanos, y su permanente lucha por garantizar la implementación de los acuerdos, en especial lo referente a la reforma rural integral y la solución al tema de los cultivos de uso ilícito. Las organizaciones sociales y defensoras de los DDHH en el territorio, exigen la respuesta inmediata por parte del estado, la protección de la vida de los líderes que se encuentran en una permanente situación de riesgo, el cumplimiento de los acuerdos; también elevan la solicitud a los órganos de control, a la procuraduría, la defensoría del pueblo y organismos internacionales enmarcados en el sistema internacional del cual hace parte el estado colombiano, ONU, OEA y la corte interamericana de los derechos humanos CIDH.

Este es un llamado de urgencia de las comunidades, existe una situación de emergencia humanitaria que el estado debe atender, la vida de personas que construyen convivencia y dinámicas comunitarias, sus líderes, esta en peligro. En medio de la cuarentena el sicariato de los enemigos de la paz no descansa ni da tregua, que esta alerta no quede engavetada en las oficinas estatales, es el grito desde la periferia olvidada, que la guerra y la muerte no sea su destino.

 

Fuente Agencia Prensa Rural
www.radiomacondo.fm

loading...

Comentarios

Comentarios