MENú

"FARC no busca impunidad en diálogos de paz", Iván Márquez

"FARC no busca impunidad en diálogos de paz", Iván Márquez - Farc2

El jefe negociador de las FARC, Luciano Marín Arango, alias «Iván Márquez», declaró que su grupo no busca la impunidad en los diálogos de paz con el Gobierno de Colombia, mientras otros miembros de la guerrilla afirman no estar dispuestos a ir a la cárcel.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) no concurren a la mesa de negociaciones de La Habana, capital cubana, junto con el Gobierno de Bogotá «a buscar impunidades», afirmó el líder guerrillero, en una entrevista a una televisora colombiana.

Lo que busca, agregó, son «fórmulas que permitan la reconciliación sobre la base de verdad histórica».

Sin embargo, las palabras de «Márquez» dan lugar a la polémica ya que anteriormente, en febrero, el guerrillero ‘Pasto Alape’ declaró que los integrantes de las FARC pese a que reconocen su culpabilidad en algunos hechos, no están dispuestos ir a la cárcel al término de los diálogos, pues a su entender, la responsabilidad de este conflicto es compartida.

"FARC no busca impunidad en diálogos de paz", Iván Márquez - 00372716_xl
Comandante de las FARC «Pastor Alape»

 

«Márquez» matiza que la guerrilla busca convenir fórmulas de justicia con el Gobierno. «Nos toca hablarlo, porque hasta ahora lo que se ha hablado es cárcel para los guerrilleros», comenta.

Agrega que, de acuerdo con la Corte Penal Internacional (CPI) «son imposibles las amnistías generales», pero eso no implica que la solución sea «ir para la cárcel», porque «eso no lo dice» el tribunal supremo.

«Por el contrario, ese tema no lo resuelve (la CPI) para que sean los propios Estados para que miren una fórmula de resolver el asunto», apunta en alusión al delito político «y sus conexos».

El líder guerrillero también  ha enfatizado que es necesario definir una «justicia transformadora, reparación integral (a las víctimas) y no repetición» y ha apuntado que «la verdad histórica» permitirá «entender mejor el conflicto», así como «idear fórmulas que nos lleven a una solución».

Asimismo, ha puesto de relieve que urgen medidas que garanticen la «no repetición» y ha propuesto al respecto «cambios estructurales para que no vuelvan a presentarse situaciones que justifiquen la violencia, que justifiquen el alzamiento armado».

En abril, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, recalcó que los diálogos  no pueden lograr la paz con impunidad.  Todas las partes del conflicto –paramilitares de la derecha, guerrilleros, narcotraficantes, entre otros- deben someterse a “algún tipo de justicia transicional, algún tipo de proceso para respetar y hacer respetar los derechos de las víctimas, lo tenemos que asumir”, aseveró

Para alcanzar la paz, las FARC abogan la erradicación del paramilitarismo ya que lo consideran un instrumento de la ultraderecha colombiana que obstaculiza el proceso de paz que sigue Bogotá y esta guerrilla desde noviembre de 2012.

El guerrillero alias «Carlos Antonio Lozada», presente en la entrevista, ha sindicado a «la clase dirigente, ese sector de la clase dirigente colombiana que ha recurrido de manera sistemática a la violencia contra los sectores de oposición».

Desde noviembre de 2012, el Gobierno colombiano y las FARC mantienen diálogos con el fin de encontrar una salida para poner fin a más de cinco décadas de hostilidades en el país suramericano.

El conflicto armado en Colombia se ha saldado, según estimaciones, con al menos 220 mil muertos y más de 5,3 millones de desplazados.

 

Fuente: Agencias

Comentarios

Comentarios