MENú

En la Serranía de San Lucas los campesinos están en medio de combates y asesinatos

En la Serranía de San Lucas los campesinos están en medio de combates y asesinatos - La-única-presencia-del-estado-en-la-Serranía-de-San-Lucas-es-el-ejército.

La Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de Guamocó, AHERAMIGUA, proceso organizativo de la serranía de San Lucas, denunció públicamente en un pronunciamiento dirigido a las instituciones responsables de garantizar los derechos fundamentales a la vida, integridad y permanencia en los territorios, de la grave situación que se presenta en esta extensa región del Sur de Bolívar y Bajo Cauca Antioqueño, producto de la agudización del conflicto expresada en operaciones de erradicación forzada, combates, y acciones criminales y sicariales del paramilitarismo y grupos armados, que atentan contra la población civil en la ruralidad y los cascos urbanos.

La organización agrominera relacionó en el documento, los hechos más sobresalientes que evidencian la situación que se va caracterizando como una verdadera emergencia humanitaria, que tiene su antecedente en las acciones sicariales en las cabeceras urbanas de los municipios de la región del sur del departamento de Bolívar. El informe indica que el día 16 de abril, fue asesinado en el corregimiento de Barrejobo, Santa Rosa del Sur, -presuntamente por una estructura paramilitar que opera en el municipio de San Pablo-, Juan Carlos Barrera Torres, quien era un transportador reconocido por la comunidad, que cubría la ruta desde el corregimiento de Buenavista; este homicidio genero un impacto de horror en la población de las veredas de estos corregimientos, suscitando un confinamiento generalizado obligado por el miedo.

El jueves 7 de mayo, en el sector de la Cañada del barrio Las Delicias, en el municipio del Bagre, Antioquia, varios hombres armados cegaron la vida de John Jairo Velasco Campo, quien se dedicaba al oficio de la Peluquería. Se desconoce hasta el momento los responsables, no obstante, al interior de la cabecera municipal hacen presencia los grupos armados Autodefensas Gaitanistas de Colombia “AGC” y los Caparrapos, en constante disputa por el control de este municipio y sus corregimientos.

En la tarde del 10 de mayo la menor de 15 años, María Paula Berrueco, murió por una bala perdida en el corregimiento de Cuturú, municipio de Caucasia, Antioquia, cuando buscaba refugio en medio de combates entre el Ejército Nacional y uno de los grupos armados con presencia en la zona, donde operan los grupos armados Autodefensas Gaitanistas de Colombia “AGC” y los Caparrapos. AHERAMIGUA informó que, “Los habitantes del corregimiento, aseguran que el Ejército Nacional fue el causante de la muerte de la niña, por esa razón retuvieron a 18 soldados luego de los combates, lo cual, ha generado tensión e incertidumbre”.

La acción más reciente fue el publicitado bombardeo contra un campamento del Ejército de Liberación Nacional, ELN, el día jueves 14 de mayo, en horas de la madrugada, en la región de Guamocó, zona rural jurisdicción del municipio de Montecristo Bolívar, cerca de las veredas Minguillo y La Marisos, las primeras informaciones dan cuenta de más de 20 personas muertas. Al parecer el operativo, que se complementó con militares por tierra, y ametrallamientos indiscriminados, iba dirigido contra “Mocho Tierra”, comandante del frente Darío Ramírez Castro de esta organización guerrillera. Esta operación militar y el despliegue masivo de tropas, han causado gran preocupación entre las comunidades campesinas de la región de Guamocó, porque en la zona de los operativos habitan comunidades campesinas y mineras tradicionales que están en medio del fuego cruzado.

Las comunidades campesinas hacen un llamado al ELN y al Gobierno Nacional, para que encuentren salidas negociadas al conflicto armado y declaren un cese bilateral. También le exigen al Gobierno que tome las acciones y medidas pertinentes para garantizar la vida de los líderes y lideresas sociales, defensores de derechos humanos y población civil en general que habitan en el territorio, quienes vienen siendo hostigados y asesinados por los grupos paramilitares que hacen control en la región y son afectados por la confrontación entre grupos paramilitares, insurgentes y fuerza pública, que infringen permanentemente las normas del Derecho Internacional Humanitario, DIH.

La organización de campesinos y mineros artesanales llamó a la inmediata presencia del Ministerio Público en la región, para atender esta gravísima situación que padecen las comunidades. Solicitaron además, la solidaridad de las organizaciones defensoras de Derechos Humanos para difundir y visibilizar la información frente a los acontecimientos de violación de los derechos humanos y el DIH, que se presentan permanentemente en la serranía de San Lucas, y garantizar el acompañamiento a la población de esta región, que ha sido azotada secularmente por la pobreza y la guerra.

Es aterrador el panorama en las regiones rurales de la Colombia profunda, en esta coyuntura de cuarentena, siguen siendo víctimas de un conflicto que anhelan superar, las comunidades esperan que se implementen los acuerdos de paz y se avance en acuerdos que terminen la guerra, donde los más afectados son los pobladores de los territorios más pobres; a pesar del horror, el campesinado mantiene viva su resistencia y esperanza, así como lo sentencia la consigna de AHERAMIGUA, “por la permanencia en el territorio, la vida digna y la libertad”

 

Fuente: Agencia Prensa Rural
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios