MENú

Desde el palenque, un cimarrón todavía El racismo a flor de piel en Cartagena de Indias

Desde el palenque, un cimarrón todavía El racismo a flor de piel en Cartagena de Indias - racisme_

Eran las 11 am de la mañana del viernes siete de enero de 2022, cuando una amiga de la familia Asprilla Morales tenía detenido el ascensor de un edificio Sunshine en el barrio Bocagrande de la ciudad de Cartagena, y un residente le reclamó con irrespeto. En ese sentido, la familia Asprilla Morales, que tenía al frente al concejal de Bogota Libardo Asprilla Lara, salió y tuvo una discusión con él acalorado vecino. Todos pensaron que la discusión se quedaría ahí, pero el señor con quién tuvieron la discusión bajó y le mostró a la amiga de la familia un arma por lo que gritaron, pero la administradora del edificio salió a reclamar a la familia, Libardo Asprilla, intentó hablar con ella pero lo primero que le respondió fue «no me toque». El señor, salió a provocar y tratar mal a la familia por lo cual se llamó a la Policía, unos familiares de la señora que fue intimidada -quienes estaban hablando con la Policía y el señor del arma- le comentó a la familia Asprilla Morales que el señor se refería a la familia intimidada como esos negros. Todo ello de una forma humillativa como su fuera a ser ensuciada o contagiada por esos “NEGROS”.

El caso fue tan fuerte que llegaron autoridades policiales quienes optaron por colocarle una multa o sanción al señor por intolerancia. Sabemos que allí hubo intolerancia, pero más que intolerancia fue un acto fiel de racismo y discriminación racial, no solo del señor sino también por parte de la administradora del edificio Sunshine. Este hecho, sumado al denunciado por la columnista de revista semana Salud Hernández-Mora con el titulo no se admiten familias negras, relata el suceso ocurrido ese mismo 7 de enero del presente año, también en un lujoso restaurante de la misma ciudad en un exquisito barrio. El caso fue sobre el acceso a un restaurante donde no se le permitió ingresar a una familia afrodescendiente.

Estos dos hechos sucedidos el mismo día en la ciudad de Cartagena, se suman a las infinidades de casos que se convierten en anecdótico y se quedan en silencio. Los dos casos en mención salen a la luz pública por que fueron con personas importantes dentro de la población afrocolombiana, de los contrario son uno más de los silenciosos hechos de racismo y discriminación racial que pululan en la ciudad de Cartagena de indias, lugar dónde como escribió la socióloga Francesa Elizabeth Cunin en su libro Identidad a flor de piel, donde relata como el tema étnico racial es observado en diferentes escenarios de la vida social en la ciudad de Cartagena, donde este flagelo de la discriminación racial sigue campante a flor de piel, y más en las clases alta donde los y las blanquitas siguen pensando en la superioridad racial, argumentada en el positivismo, como muy bien lo describió a finales del siglo XIX, el intelectual político Haitiana Anténor Firmin en su magistral Obra La Igualdad de las razas Humanas.

Volviendo al caso del concejal Asprilla Lara, este sale a la luz y se toman medidas porque él es una persona con conocimiento en la materia, fue director de la Dirección de Comunidades Negras del Ministerio de Interior 2016-2017, edil de Bogota. siendo director lidero diferentes campañas contra el racismo y la discriminación racial a nivel nacional. Asprilla Lara es una persona curtida en el tema por eso supo actuar. Aunque la decisión de colocar una sanción por parte de la policía por intolerancia al señor racista, no es la mejor ya que este caso debió ser tipificado como racismo y discriminación racial y colocar las sanciones pertinentes según la ley 1482 de 2011, que sanciona estos casos en diferentes niveles según el acto y en este caso por ser funcionarios con administración de un espacio de atención al público como un hotel sería más grave la penalidad. Este hecho nos demuestra que las autoridades policiales deben conocer sobre esta temática étnico racial y más aún en una ciudad tan racista como el corralito de piedra Cartagena de Indias.

La oligarquía racista de Cartagena y toda esa clase de racista blanquitos se creen con el derecho a continuar discriminando, con sus ideas que hay lugares no aptos para “negros” en esta ciudad. Se les olvida, que Cartagena no solo fue construida por los Pedros de Heredia, los Gutiérrez de Piñeres, o más recientes los Vélez Danies, u otros apellidos que se resaltan en la historia económica de la ciudad. No se puede olvidar que las grandes haciendas, las fincas, las vías de comunicación como el canal del dique son obra de las y los esclavizados africanos, y que hoy los grandes edificios de del turismo del sector de boca grande son levantados por los obreros negros, así como fue levantada las murallas e iglesias históricas de la ciudad por esclavizados negros.

La ciudad de Cartagena le debe mucho a las y los africanos y sus descendientes, hoy esta ciudad requiere de políticas de asistencia sociales y acciones afirmativas, acompañadas de un programa de lucha contra el racismo y la discriminación racial a todo nivel. Estos hechos de racismo y discriminación racial no pueden continuar, se necesitan políticas humanistas y programas que logren mejorar las condiciones de vida de la gente negra, afrocolombiana, palenquera y raizal en esta ciudad, no más racismo en Cartagena de indias, de negros y mulatos.

Aiden Salgado Cassiani
Cimarrón, activista, palenquero. Miembro del Conafro, del Ceuna, Kombilesa, Cenpaz.
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios