MENú

Continúan las acusaciones contra militares por falsos positivos

Continúan las acusaciones contra militares por falsos positivos - botas-militares

En la medida en que avanzan los procesos por los mal llamados falsos positivos, el país poco a poco empieza a entender el alcanza de las ejecuciones extrajudiciales por parte de la fuerza pública en su afán de brindarle a la administración Uribe partes positivos en la guerra contra la insurgencia.

Recientemente La Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía dicto una resolución de acusación a siete  militares y un paramilitar por la desaparición forzosa en persona protegida y el asesinato de Wilson Monroy Galindo el 17 de agosto del 2006 en la vereda Palmeras del Poblado en el municipio de Vista Hermosa en el departamento del Meta.

El paramilitar es Diego Fernando Oviedo Gutiérrez y es señalado como el coautor de los hechos, los uniformados pertenecían a la Brigada Móvil Nº 4 del Batallón de Contraguerrillas Nº 42, ellos son: el mayor del Ejército Germán Enrique Bermúdez Olaya, el sargento segundo Evelio Muñoz Duarte, los soldados profesionales Henry de Jesús Gallego Castaño, Oliverio José Ríos, Luis Carlos Batero Manzo, José Fabián Rivera Cupitra y José Reinel Rodallega Arboleda.

Los hechos que terminaron con la vida de Wilson Monroy se desarrollaron en la región, en el marco de la operación táctica Atalaya, según un informe del comandante de sección se presentó un enfrentamiento con la guerrilla y el saldo de este fue el de un guerrillero muerto.

Sin embargo los testimonios de la familia y los vecinos dan cuenta de otra historia en la que los uniformados sacaron al hombre de un predio, lo retuvieron y posteriormente lo vistieron con prendas militares para posteriormente ser asesinado con armas de largo alcance y alta velocidad.

En la medida de aseguramiento la fiscalía señaló que, “en aras del desarrollo de este pronunciamiento, tenemos que reseñar que el diligenciamiento en su fase primaria corrió por cuenta de la Justicia castrense, concretamente el Juzgado Dieciocho Penal Militar, y, desde entonces preocuparse solo por allegar las acomodadas y casi calcadas exposiciones de los militares produce un extenso pero no jurídico pronunciamiento que le ponía fin a la irregular investigación preliminar, disponiendo su archivo, esto es, dando por sentada la hipótesis militar, desconociendo por completo su antítesis”, Por tal motivo la fiscalía adelantó una investigación paralela para determinar la autenticidad de las versiones dadas por los uniformados, lo que termino brindándole al ente acusador  argumentos de peso para continuar con el proceso en contra de los acusados.

 

www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios