MENú

Las declaraciones de ‘Don Berna’ que vinculan al General Santoyo con el asesinato de Jaime Garzón

Las declaraciones de ‘Don Berna’ que vinculan al General Santoyo con el asesinato de Jaime Garzón - jaime-garzon

Una  nueva prueba que arrojaría luz sobre la relación entre las estructuras paramilitares y agentes del estado acaba de ser revelada, se trata de una una declaración grabada de tres horas, en la que participaron agentes federales Y el ex jefe paramilitar Diego Murillo Bejarano alias  ‘Don Berna’.

En el audio el ex jefe paramilitar aseguró que la investigación sobre el asesinato del periodista Jaime Garzón fue desviada por el entonces comandante del Gaula de la Policía de Medellín, coronel Mauricio Santoyo, quien estuvo al frente de dicha entidad entre 1996 y diciembre de 1999 . De igual manera señaló que fue Santoyo quien les ayudó con el exterminio de los sicarios que participaron del crimen el 13 de Agosto de 1999.

Santoyo quien ya como general de tres estrellas se convirtió en el jefe de seguridad del presidente Álvaro Uribe, se encuentra  internado en el Federal Correctional Complex, de la Florida, en donde tendrá que pagar 13 años,  tras confesar que apoyó con  recursos materiales a las estructuras paramilitares entre el 2001 y el 2008.

En las declaraciones de ‘don Berna’ el ex paramilitar señala que los nexos entre Santoyo y  dichas estructuras son anteriores.

Santoyo  ha hecho graves señalamientos desde la prisión sobre la participación en actividades criminales de algunos uniformados como el exdirector de la Dijín, general César Augusto Pinzón, a quien vinculó con la conformación de varias empresas con contratación y con actos de corrupción.

Diego Murillo Bejarano alias  ‘don Berna’ declaró que  “Santoyo hacía parte de nuestra estructura. El Gaula de Medellín estuvo mucho tiempo bajo nuestro dominio. Santoyo lo hacía por ideología, por la causa, no por dinero”.

El ex jefe paramilitar también explicó la manera en la que fueron desviadas las investigaciones sobre el caso para librar a Carlos Castaño, jefe de las autodefensas, de los señalamientos y así  bajar la presión de las autoridades  y la opinión pública por el  el crimen de Garzón.

“Santoyo nos ayudó a desviar la investigación para proteger a la organización (…). La chapa que le teníamos era el ‘Jefe’, y él llamó a Daniel (Daniel Mejía, sicario asesinado) y sugirió que buscáramos un ‘bolademugre’, alguien a quien echarle la culpa”, declaró Don Berna’, y además afirmó que gracias al DAS, se pagaron ‘testigos’ para culpar a Juan Pablo Ortiz, ‘Bochas’.

Diego Murillo Bejarano alias  ‘don Berna’ fue enfático en señalar al exsubdirector del DAS José Miguel Narváez,  como la persona que les entregó la información de inteligencia sobre Garzón. De igual manera confesó que para cubrir cualquier rastro que condujera hasta ellos, Castaño ordenó exterminar a los sicarios de la banda de ‘la Terraza’, que operaba en Medellín y quienes ejecutaron el asesinato del periodista. «don Berna» los identificó como Élkin Mena, el ‘Negro’, jefe de la banda; Alexánder Londoño, ‘San Pedro’; Yeimar Arboleda, ‘Yeimar’, y Ángela Torres George, la ‘Mona’.
Para este fin Santoyo usó los equipos de interceptación telefónica del Gaula.

A pesar de que para agosto del 2000,  casi toda la banda había sido eliminada en una finca de Córdoba, ‘don Berna’ alertó que Ángela y su pareja, Dani Posada Patiño, el ‘Flaco’ aun estaban vivos: “Ángela iba a salir del país (…). Estaba haciendo trámites para irse del país pero, con ayuda del Gaula, Ángela se capturó en una notaría de Medellín”.

La versión de «Don Berna»  coincide con la de Raquel George, la madre de Ángela, quien dijo que el 14 de agosto del 2001, su hija, de 34 años, fue sacada a rastras de la Notaría 12 por un comando armado que se identificó como la Policía.

Sobre la suerte de Ángela el ex jefe paramilitar dijo, “fue llevada a una finca de Córdoba. Me ofreció entregarme al ‘Flaco’ (…). No podía mantenerla viva porque el Gaula la entregó”, finalmente ‘Don Berna’ arrojó el cuerpo al río.

Según ‘Don Berna’, Ángela estaba vinculada con otros crímenes que estremecieron al país entre ellos los de los investigadores del Cinep Elsa Alvarado y Mario Calderón y los de los abogados de derechos humanos Jesús María Valle y Eduardo Umaña, entre 1997 y 1999. Por su parte los familiares de Ángela han admitido su nexo con los ‘paras’, pero niegan que fuera una asesina.

El audio que reposa en manos de la Fiscalía es materia de evaluación para determinar si se anexará al expediente Garzón. Por su parte las autoridades de Estados Unidos lo analizan para definir si le otorgan beneficios carcelarios a ‘don Berna’.

www.radiomacondo.fm

 

Comentarios

Comentarios