MENú

Carta abierta al Gobierno colombiano Realidad de la reclusión de mujeres en la cárcel Buen Pastor de Bogotá

Carta abierta al Gobierno colombiano Realidad de la reclusión de mujeres en la cárcel Buen Pastor de Bogotá - buen-pastor-2-

Con ocasión a los hechos presentados el 21 de marzo de 2020, la población privada de la libertad que se encuentra en este dentro de reclusión, quiere hacer conocer su Realidad:

Nuestra Constitución Política está fundada en el respeto a la Dignidad humana, razón por la que no estamos de acuerdo que cuando manifestamos nuestras inconformidades pacíficamente, la guardia con sus atropellos, vulneración y abusos de poder, hace que esto se convierta en un campo de batalla.

Cómo es de conocimiento general y de los Entes de control del país, las inconformidades se basan en:

• El Hacinamiento en la cárcel ha llegado al límite de que en Celdas de 2 m x ½ m deben habitar 5, 6 y hasta 7 personas. Los baños se encuentran totalmente deteriorados, techos y paredes llenos de hongos y bacterias, situación altamente preocupante con el virus mundial del Coronavirus, ya que de llegar a un Lugar como este, sería incontrolable, pues no contamos con el espacio para el aislamiento, la alimentación y los cuidados requeridos. Y mucho menos el equipo de sanidad preparado para asumir esta eventualidad.

• Fue prohibido el ingreso visita los fines de Semana. Si Bien es cierto entendemos la medida, esto ha generado que se nos niegue la oportunidad de tener una comida digna a la semana; de poder ver y saber de nuestras familias que son la única motivación psicológica que tenemos para continuar.

• Existe un expendio donde podemos adquirir productos alimenticios y de aseo, con la novedad que no cuenta con un surtido. Al Punto que solo se pueden adquirir uno o dos productos por día (un jugo, una galleta). Y Eso que es con nuestro dinero. Desde hace más de cuatro meses no venden papel higiénico, ni clorox y cuando lo proveen las cantidades son mínimas, sin tener en cuenta la cantidad de internas con las que cuenta la reclusión.

• Existe un área de Sanidad a la cual solo se puede acceder en caso de que un guardián considere que los síntomas que usted presente sean graves, de lo contrario se debe pedir una cita y esperar el turno que puede ser de dos, tres y hasta cuatro meses. Cuando se es atendida debe pasar a esperar a que lleguen los medicamentos . Cuánto Tiempo? Incierto.

• Existe un alto número de personas enfermas: Unas por falta de control, otras por enfermedades adquiridas en este lugar. La salud de la población de la tercera edad se ve cada día más deteriorada; algunos son remitidas a Medicina Legal, pero por lo General no las trasladan a falta de vehículos o gasolina. Y en otros casos, cuando realizan el procedimiento ya es demasiado tarde.

Temas Administrativos

En meses pasados enviamos a la Ministra de justicia un comunicado en donde le hacíamos saber del vacío de poder que existe en la Reclusión, la solución en su momento fue asignar al señor Mayor Wilson Leal Tumay, como director encargado, empeorando totalmente la situación y creando un enorme atraso en los procesos administrativos, los cuales van ligados directamente al cumplimiento de la pena impuesta a cada persona privada de la libertad.

Para las personas condenadas, es de vital importancia obtener el envío de los certificados de cómputos por trabajo, estudio o enseñanza, para obtener la redención de pena por parte de los jueces de ejecución de penas y medidas de seguridad, labor que no se desarrolla con diligencia y oportunidad. Debemos esperar 6 y hasta 9 meses para el envío de un solo trimestre, o en su defecto enviar derechos de petición que no contestan y tutelas a las que omiten tranquilamente las órdenes de los jueces.

Sea esta la oportunidad para pedirles se revise a la Administración de justicia:
Ya que existen personas que cuentan con el tiempo para otorgamiento de beneficios judiciales o administrativos que han sido negados una y otra vez por los jueces.

Las Respuestas de algunos jueces pueden durar de 3 a 4 o hasta 6 meses. Mientras tanto el hacinamiento crece día a día.

De estas situaciones tienen conocimiento los organos de control como la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo. Pero cuando vienen nos encierran para que no denunciemos.

Tenemos las pruebas de lo que estamos denunciando y de la corrupción al interior del INPEC, porque hay drogas y cobros por acceder a derechos.

Es triste escuchar a la señora ministra hablar con mucho desconocimiento de la realidad carcelaria.

Señor Presidente, Señora Ministra, señores Senadores y Representantes, Señor Procurador, Señor Contralor, Señor Defensor del pueblo: Somos seres humanos que sentimos. Somos hijas, somos madres , somos hermanas y esposas. No permitan que esto llegue a peores consecuencias. Por favor, tomen medidas. Acá no hay intentos de fuga. Hay desespero, hay incertidumbre, hay hambre, hay impotencia y muchísima violación de nuestros derechos humanos.

Por favor no nos abandonen.

Equipo Jurídico Pueblos, Movimiento Nacional Carcelario
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios