MENú

¿Canal de televisión y estación de Radio para la izquierda colombiana?

¿Canal de televisión y estación de Radio para la izquierda colombiana? - RCN-CARACOL-e1443363760425-770x400

“Los medios fabrican su propia realidad, la realidad colombiana es la que figura en la primera página de El Tiempo. Y entonces dominan esa realidad que ellos mismos fabrican. Los políticos que ponen, los protagonismos que arman, las frivolidades que fomentan, pero eso también es soga para su propio pescuezo, la verdadera realidad colombiana se les queda por fuera. Y ella se maneja en muy buena medida al margen de los medios”

Laura Restrepo
Escritora y Periodista colombiana

En esencia los medios de comunicación deberían desde la imparcialidad contribuir en la formación de una opinión pública y pluralista desde la que se puedan promover los procesos democráticos, facilitando los debates que le permitan a la sociedad ejercer una vigilancia sobre el establecimiento y los gobiernos de turno.

Sin embargo el papel que ha jugado la prensa hegemónica, propiedad de los grandes grupos económicos en el conflicto colombiano la convierte en un actor más del mismo, el bloque mediático de estos grupos a impuesto una prensa poco objetiva y con una fuerte  carga de adoctrinamiento ideológico.

No existe una verdadera democracia sin el pluralismo de los medios ya que la diversidad refleja las opiniones divergentes de una sociedad. En los consorcios mediáticos dueños de la prensa nacional prima la ganancia corporativa sobre la información. Motivo por el cual los campesinos o indígenas reclamantes de tierras que están en manos de terratenientes o multinacionales agroindustriales  no hacen parte de la agenda informativa.

Recientemente en una reunión celebrada en la tradicional pastelería La Florida, en el centro de Bogotá con los líderes de la izquierda colombiana, se hablo de las grandes movilizaciones sociales que se preparan en contra de las privatizaciones de las empresas públicas y de la minería salvaje que le entrega el país a las multinacionales. En dicha oportunidad  Aída Avella Esquivel, excandidata vicepresidencial y presidenta nacional de la Unión Patriótica, manifestó la necesidad que tiene la izquierda colombiana en relación al acceso a los medios de comunicación.

Avella sostuvo que las fuerzas de izquierda le pedirán al Gobierno Nacional acceso a los medios de comunicación y, en concreto la creación  de un canal de televisión y una estación de radio.

El cerco mediático creado por los grandes capitales dueños de los medios de comunicación, no brinda las condiciones necesarias para que la diversidad de opiniones contribuya a la discusión nacional.

En ese sentido el senador Iván Cepeda en una entrevista con www.radiomacondo.fm dijo que “en Colombia es necesario que se abra paso una reforma que incluya también la democratización de los medios de comunicación. Esa reforma debe incluir por supuesto una serie de asuntos que tienen que ver con el acceso a los medios… con la garantía de la comunicación alternativa, con el respeto al trabajo que hacen quienes participan en las redes sociales. Debe ser una reforma que tenga múltiples aspectos y creo que a pesar de que exista esa hegemonía comunicativa; es cierto que también viene creciendo en Colombia y en muchas partes del planeta, formas de comunicación alternativa y democrática”, señaló el senador Cepeda.

La concentración de los medios de comunicación les brinda a los propietarios de la prensa una influencia dominante sobre la opinión pública. Gracias al marketing empresarial, periodistas como Claudia Gurisatti, Vicky Dávila y Néstor Morales entre otros, son convertidos en estrellas prefabricadas de este modelo informativo que los vende como periodistas imparciales, cuando en realidad solo reproducen la opinión de los dueños del medio como si fuera la opinión de todos los colombianos, mientras cierran sistemáticamente los micrófonos a los procesos y movimientos sociales que no coinciden con los intereses de su línea editorial.

Estas empresas mediáticas utilizan sus espacios para construir una imagen preconcebida de la realidad, inoculando en los usuarios los conceptos que protegen sus propios intereses como una verdad indiscutible, práctica que es implementada bajo la fachada de “libertad de prensa” y tras la cual se esconde una forma perversa de dominación.

 

www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios