MENú

Campesinos de Boyacá reanudarán diálogo con el Gobierno colombiano

Campesinos de Boyacá reanudarán diálogo con el Gobierno colombiano - dialogos

La Mesa Nacional Agropecuaria y Popular de Interlocución y Acuerdo ha asistido a seis encuentros con el Gobierno colombiano, en los que sólo se ha abordado el punto que demanda mayor acceso a la propiedad de la tierra e inversión social en la población rural y urbana.

Los campesinos del departamento colombiano de Boyacá (centro) anunciaron este lunes su disposición de reunirse nuevamente con delegados del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, en busca de respuestas a las peticiones que vienen realizando desde que participaron en el gran paro nacional que afectó a todo el país en agosto pasado.

El vocero de la organización Dignidad Agropecuaria, César Pachón, adelantó que esperan poder discutir temas vinculados al comercio exterior de sus productos, en este nuevo intento de negociación.

“Haremos un nuevo intento con el Gobierno a ver si esta vez nos cumplen. Ya estamos cansados de tantas reuniones que no han tenido ningún resultado concreto, esperamos que se empiecen a ejecutar los compromisos adquiridos”, declaró Pachón a la prensa de su país.

Asimismo, el dirigente agrario recordó que el inicio de las conversaciones, hace más de dos meses, solo han logrado que el Gobierno ejecute decisiones técnicas y no políticas, referentes al tema de la compra de la papa.

De igual manera, Pachón advirtió que «ésta una medida a corto plazo y apaga incendios», porque el gremio está consciente de cómo una huelga general perjudica a todos los sectores de la economía nacional.

En la reunión de este miércoles estarían presentes los delegados del gremio, junto al ministro del Interior, Aurelio Iragorri, y miembros de la cartera de Comercio Exterior. El objetivo de la reunión sería lograr un acuerdo en materia de restricciones a las importaciones y darle avance a las actas firmadas por ambas partes.

El 19 de octubre pasado, el Gobierno y los campesinos de Tunja llegaron a un arreglo que permitió la compra de 600 toneladas de papa, para de esta manera comenzar a paliar la crisis que vive el sector.

Paralelamente a esas negociaciones, en otros departamentos también se desarrollan mesas de diálogos entre el Estado y los campesinos, cuyo principal motivación es el rechazo a la política económica implementada¿a por la administración de Santos, y también a los Tratados de Libre Comercio que, a su juicio, “están acabando con el campo”.

La Mesa Nacional Agropecuaria y Popular de Interlocución y Acuerdo ha asistido a seis rondas de conversaciones, en las que sólo se ha abordado parte de un punto de los seis presentados por los agricultores, que demandan un mayor acceso a la propiedad de la tierra e inversión social en la población rural y urbana.

En tanto, durante los últimos cuatro meses los campesinos del Catatumbo, que protagonizaron en julio pasado una protesta que paralizó al departamento Norte de Santander, se encuentran negociando con el Ejecutivo, aunque los avances han sido pocos.

Norma 9.70

Este lunes, a través de la cuenta en Twitter @documental970 los campesinos colombianos denunciaron que la norma 9.70, que penalizaba a los agricultores por el uso de semillas no certificadas, sigue vigente.

«Si los medios no dicen que el ICA (Instituto Colombiano Agropecuario) incumplió y la resolución 9.70 sigue vigente, tendremos que ser nosotros», manifestaron los labriegos.

Tras las fuertes protestas durante el Paro Nacional, el Gobierno de Santos se comprometió en septiembre pasado a no aplicar el estatuto y reestructurar, junto a los campesinos, una nueva propuesta de utilización de semillas que no afecte a los pequeños productores.

fuente : EFE

Comentarios

Comentarios