MENú

Campesinado en medio del fuego cruzado Se agudiza la violencia en Ituango

Campesinado en medio del fuego cruzado Se agudiza la violencia en Ituango - itua

Hace seis meses la Red de organizaciones sociales y campesinas del Norte y Bajo cauca antioqueño, han venido advirtiendo sobre la agudización y gravedad de la situación de vulneración permanente de los derechos humanos en la región del municipio de Ituango en el norte del departamento de Antioquia.

Es compleja la realidad que padecen las comunidades campesinas de la región aleñada al nudo de Paramillo, la crudeza del conflicto armado que sigue afectando al campesinado que habita los cañones del rio San adres, Santamaría y San pablo, y los sectores de raudal en límites con el municipio de Taraza en el bajo Cauca antioqueño.

El asesinato de dos labriegos el 4 de febrero las acciones armadas de combates en la región, y la amenaza permanente de minados instalados por grupos armados en las veredas de la región, se constituyen en hechos graves que atentan contra la digindad y derechso de las comunidades que habitan las seis veredas de la zona del cañón de Santa lucia, Santa Barbara, el Chuzcal, el Quindío, alto del limón, quebrada del medio y Santa Lucia, como lo resalta la red de organizaciones sociales y campesinas.

El campesinado de las estribaciones occidentales del nudo de paramillo, está en medio de la dinámica perversa de la confrontación por el control territorial por parte de los paramilitares de las ACG y las autodenominadas FARC, grupos armados que permanentemente infringen el DIH y violentan los derechos humanos de las comunidades, sometiéndolas a la encrucijada de tener que desplazarse o poner en riesgo sus viviendas y enceres, bajo la amenaza de ser incendiados o atentar contra sus vidas.

Campesinado en medio del fuego cruzado Se agudiza la violencia en Ituango - itua_3

Las organizaciones sociales llaman la atención frente al hecho de la permanente y elevada militarización de la zona, pero que a pesar de ello es evidente la desprotección de la población, que está a merced de la agresión de los grupos armados que operan en el norte Antioquia. Más de 1200 campesinos y 20 veredas se encuentran bajo vulnerabilidad en el marco de la confrontación por el control del municipio de Ituango y la zona rural, enfrentando la siembra de campos minados, amenazas, asesinatos selectivos y desplazamientos.

Los hechos violentos, según denuncia la Red de organizaciones sociales y campesinas, desbordan las acciones de guerra presentadas en los años más difíciles de la guerra, los combates entre el ejército y los grupos armados ponen en riesgo la integridad de los habitantes de la región y entre tanto sigue el incumplimiento a los aspectos definidos en el acuerdo final de paz entre el estado y la extinta guerrilla de las FARC, situación que revela la responsabilidad del estado en garantizar los derechos de las comunidades y la concreción de la paz en el territorio.

La REDOSC, expresó su preocupación y denunció la actitud pusilánime del estado al negar el derecho a la paz de los hombres y mujeres que padecen los rigores de un conflicto que parece no tener fin en esta golpeada región.

La situación es en extremo compleja, ayer domingo 14 de febrero, en las redes sociales de las organizaciones con presencia en la región, se conoció la denuncia que revelo que los grupos armados ordenaron suspender el transporte público en el territorio, sumándose al repertorio de violencia que golpean parlantemente a la comunidad de Ituango.

La comunidad internacional, los organismos establecidos constitucionalmente para garantizar los derechos humanos, deben hacer presencia urgente en el territorio, y hacer el seguimiento de los aspectos consignados en el acuerdo final de paz que establecen las rutas para derrotar la violencia en las regiones y obligan al Estado a velar por la vida y la integridad de las gentes de las regiones y a todos los ciudadanos.

Acompañemos a las comunidades de Ituango, no dejemos solos a quienes han sufrido la infamia de la guerra y no pierden la esperanza de la paz.

 

Fuente: Agencia Prensa Rural
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios