MENú

Acción Urgente: Bandas, paramilitares y disidencias amenazan a CREDHOS

Acción Urgente: Bandas, paramilitares y disidencias amenazan a CREDHOS - credo_3

La Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos CREDHOS, es una organización social no gubernamental, comprometida con la defensa, promoción y protección de los Derechos Humanos y la divulgación del Derecho Internacional Humanitario.

Fundada el10 de diciembre de 1987, como una alternativa civilista, de denuncia por la grave crisis humanitaria que se estaba viviendo en la región del Magdalena Medio y que 33 años después continúa desarrollando su misión en el territorio; por esta razón, es que dentro de las políticas de CREDHOS, está la búsqueda de caminos, que lleven a la reconciliación nacional y a la paz con justicia social que tanto añoran los pobladores y pobladoras de la Región del Magdalena Medio.

De manera que, en la actualidad seguimos trabajando por la defensa, protección y promoción de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, el apoyo a la construcción de la paz, el desarrollo, el medio ambiente, y la educación. Todo esto, a través de la investigación, la incidencia, el acompañamiento humanitario, acciones jurídicas y el desarrollo de procesos territoriales en la promoción de la democracia, la vida digna y la justicia social.

Hechos

El miércoles 24 de marzo de 2021, siendo las 11:21 a.m. fue recibida una llamada realizada al teléfono fijo de la oficina de Credhos, en la cual, un sujeto desconocido, quien se identificó como integrante del Bloque Magdalena Medio de las Farc-Ep, amenazó de muerte a todos nuestros integrantes, afirmando textualmente lo siguiente: “Dejen de estar haciendo publicaciones y ser sapos, todo Credhos es objetivo militar, tienen 48 horas para irse de Barranca, somos de las Farc-Ep”. Al momento de ser informados de lo ocurrido por el funcionario de Credhos que recibió dicha llamada, el compañero Ivan Antonio Madero Vergel, presidente de Credhos, se percata que, a su celular personal este mismo grupo había enviado un mensaje de voz, en el cual, lo amenazan de muerte, afirmando que lo tienen ubicado, al igual que a toda su familia. Este hecho se denunció ante la Fiscalía General de la Nación.

Antecedentes

El día 09 de enero de 2021, por información suministrada por periodistas de la ciudad de Barrancabermeja, nos enteramos en la Corporación Credhos que estaba circulando en redes sociales y mensajería instantánea (WhatsApp) un panfleto de las llamadas disidencias, firmado por alias Jhon Mechas y alias Richard, quienes se identifican como comandantes del nuevo Bloque Magdalena Medio de las Farc-Ep, panfleto a través del cual expresan su rechazo y descalificación a la información dada a conocer por Credhos con relación a su accionar, y donde nos conminan a realizar aclaraciones y /o rectificaciones sobre información contenida en el informe “EL SILENCIO ARMADO: PACTOS Y DISPUTAS EN EL MAGDALENA MEDIO.”.

El día 10 de febrero de 2021, obtuvimos en Credhos información suministrada por fuente comunitaria Reservada, de que alias Lenin presunto comandante de las llamadas disidencias de las extintas Farc-Ep en la zona de Nordeste Antioqueño, había declarado objetivo militar a los miembros de Credhos, Equipo de trabajo, Asesores Jurídicos, colaboradores y personas de la base social, en mayor riesgo a Iván Antonio Madero Vergel y Abelardo Sánchez Serrano, Presidente y Secretario de la Junta Directiva de Credhos respectivamente, como represaría por la publicación del informe “EL SILENCIO ARMADO: PACTOS Y DISPUTAS EN EL MAGDALENA MEDIO.”

Es importante precisar que el día 22 de octubre de 2020, la Corporación Credhos hizo público por medio de rueda de prensa el informe “EL SILENCIO ARMADO: PACTOS Y DISPUTAS EN EL MAGDALENA MEDIO”, en el cual se da a conocer un análisis sobre la dinámica del conflicto armado, actores armados y la situación de Lideres y Lideres-as defensores- as y graves violaciones de derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario en la Región del Magdalena Medio Colombiano, ocurridas en el Periodo Enero de 2020 – Septiembre de 2020.

En el informe “EL SILENCIO ARMADO: PACTOS Y DISPUTAS EN EL MAGDALENA MEDIO”, la Corporación Credhos denunció entre múltiples hechos la presencia y las dinamicas del accionar de diferentes grupos armados tanto legales como ilegales, entre ellos las estructuras de las llamadas disidencias de las extintas Farc-Ep, en cabeza de sus mandos sobre la zona de Nordeste Antioqueño, Sur de Bolívar y la zona conocida como el Valle del Río Cimitarra, alias Quiroz, alias Lenin, alias Jordán y alias Valbuena respectivamente.

Este pronunciamiento proferido por las llamadas disidencias de las antiguas Farc-Ep, en contra de los integrantes de Credhos, se suma a los sistemáticos hechos criminales y de presión política de las que a diario somos víctimas en el marco de nuestro trabajo, más aún en un país como Colombia en el cual en los últimos 4 años han sido asesinados más de 700 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos, que no han contado con la respuesta acertada del gobierno nacional en materia de protección y garantías para su loable labor, para sus vidas e integridad física y psicológica, incluidos sus núcleos familiares.

De hecho, el 24 de octubre de 2020, sujetos desconocidos irrumpieron en el apartamento de la Doctora Ivonne Suarez Pinzón, integrante de la Junta Directiva de CREDHOS y directora del Archivo Oral de Memoria de las Víctimas en el marco del conflicto armado interno (AMOVI- UIS). El apartamento es un lugar donde se conserva copia del material archivístico relacionado con la documentación de casos ante la JEP y la base de datos del informe: Genocidio político extendido, continuado, sistemático y premeditado: Victimización de la Universidad Industrial de Santander en el marco del conflicto armado. 1947-2011, así como archivos relacionados con informes presentados ante la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas. La denuncia por escrito fue presentada ante la Fiscalía General de la Nación por la Doctora Ivonne el 25 de octubre de 2020.

Otro hecho relevante, acaeció el 1 de septiembre del 2020, Abelardo Sanchez, secretario de la Junta Directiva de Credhos denunció ante la Fiscalía General de la Nación, que cuando llegó de trabajar al medio día, los vecinos del sector donde reside, le manifestaron a él, haber visto que el 31 de agosto de 2O2O siendo las 7:30 de la noche dos sujetos desconocidos estaban vigilando su lugar de residencia, en la cual uno de ellos observaba por el vidrio de la puerta principal y el otro por los vidrios de la ventana de la parte externa de mi casa; al percatarse estos sujetos de que uno de los vecinos salió a recibir un servicio de mensajería que llego a su casa, el que estaba mirando por la ventana le golpeo el hombro al otro como para decirle que los habían pillado, ante lo cual se montan a una camioneta blanca de platón, uno de los sujetos toma fotografías a la casa, posteriormente se van en una camioneta de placas SRO-474 de Saravena.

Para esas mismas fechas, por intermedio de las comunidades se dio a conocer a la Corporación, de información relevante en la cual, relatan que el día 26 de agosto de 2O2O se realizó una reunión a las 7:30 p.m. en el sitio conocido como el Puente del Barrio San Francisco, de 1a Comuna 1 del Distrito de Barrancabermeja, en la que participaron integrantes de una estructura criminal que opera en la zona, entre ellos alias El Diablo, alias La Rata y alias Luchito, en la cual según la información recibida, alias El Diablo, jefe de esta estructura criminal habría presuntamente ordenado a sus hombres asesinar a varios miembros de Credhos, especialmente a Iván Antonio madero vergel, a Abelardo Sánchez Serrano, Wilpran cadena granado, quienes son integrantes de la junta directiva de Credhos y a Andrés Mauricio Ortiz Nieto, defensores de derechos humanos

En ese momento, nuestro presidente Iván Antonio Madero Vergel, denunció ante la Fiscalía que por la información recibida la presunta orden fue impartida por alias El Diablo, en represaría a las constantes denuncias realizadas por Credhos en contra de la estructura criminal que dirige, dedicadas al tráfico de estupefacientes, a hostigar y amenazar a la población que habita su zona de operación, que rechaza su accionar criminal, al igual por el Acompañamiento Humanitario y Ruta de Vida realizado por Credhos.

Finalmente, se debe precisar que nuestra organización tiene actualmente medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, así como también somos sujeto de reparación colectiva de conformidad con lo establecido en la Ley 1448 de 2011, y estamos en la etapa de implementación del Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC).

Asimismo, desde el 28 de agosto de 2020, recibimos notificación de la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de determinación de Hechos y Conductas de la JEP, en la cual, la Magistrada Julieta Lemaitre avoca conocimiento para el estudio de solicitud de medidas cautelares de conformidad con la Ley 1957 de 2019 y la Ley 1922 de 2018 en favor de Credhos, Aheramigua y Cahucopana; esto en el marco de la presentación del informe “Por el territorio: Oro, tierra y sangre”. Sin embargo, a la fecha, el equipo especial de la Unidad de Investigación y Acusaciones de la JEP, asignado al caso, no ha rendido informe de riesgos al despacho de la Magistrada, por lo que tampoco ha habido una decisión de fondo sobre la aprobación o no de las medidas cautelares.

Contexto de la región

En relación con los grupos armados y actores sociales, políticos y económicos que en la región del Magdalena Medio se encuentran vinculados a la dinámica y desarrollo del conflicto armado interno colombiano, sobre todo, en las sub regiones del Sur de Bolívar, Nordeste de Antioquia y Magdalena Medio Santandereano, se evidencia que estos grupos y actores participan y usufructúan de actividades económicas legales e ilegales, entre las cuales se pueden señalar como las principales la minería, la ganadería extensiva, el cultivo de palma y la cadena de producción y comercialización de estupefacientes (narcotráfico), ibídem. Así como mantienen, a través de una red compleja de mafias que involucran grupos armados, políticos y empresarios; acciones de presión, clientelismo y extorsión relacionadas con la contratación estatal a nivel de gobiernos locales y empresas de la industria de hidrocarburos, este último considerado un sector de importancia estratégica para el posicionamiento y control en la región, debido al impacto de sus utilidades en la economía del país.

Frente al tipo de grupos armados organizados que hacen presencia en el Magdalena Medio, el sistema de alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo Regional Magdalena Medio[1] y desde las organizaciones de Derechos Humanos en el territorio, como se mencionó en líneas precedentes, se ha venido registrando la presencia del Ejército de Liberación Nacional (ELN), las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), Los Caparrapos, la Fuerza de Tarea Conjunta Marte de las Fuerzas Militares adscrita a la Primera División del Ejército Nacional, la Policía Nacional y la incursión de grupos post-Farc o disidencias. De estos grupos unos son de carácter legal como la policía y las fuerzas militares y otros de carácter ilegal como el ELN, las AGC, Los Caparrapos y grupos post-Farc o disidencias, distinción importante para hacer énfasis en que la alusión a los cuerpos armados y de seguridad del Estado, es debido a que se ha evidenciado acciones de militarismo de la vida civil en la región y abusos de autoridad que vulneran los derechos humanos de las comunidades del magdalena medio y constituyen infracciones al Derecho Internacional Humanitario[2].

Merece especial importancia los pactos territoriales que existen entre el ELN y las AGC, específicamente en los municipios de San Pablo, Cantagallo, Puerto Wilches, Yondó, Remedios y Segovia. Los pactos territoriales se extienden a las redes urbanas presentes en el municipio de Barrancabermeja, concretamente en las Comunas Uno, Tres, Cinco y Siete. El fundamento de los pactos entre las estructuras armadas se debe al tráfico y venta de drogas, tráfico de armas y aprovisionamiento logístico de las estructuras guerrilleras en el Sur de Bolívar. La presencia a nivel regional de las AGC se ejerce mediante el ‘Frente Luis Alfonso Echavarría’. En el casco urbano de Barrancabermeja, las AGC, además de las actividades mencionadas, despliegan actividades de extorsión a comerciantes y reclutamiento forzado de menores, esencialmente en la Comuna Siete.

Respecto a Los Caparrapos, estos se han restructurado en el municipio de Barrancabermeja con antiguos miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Lo anterior, representa un riesgo debido a la posibilidad de reclutamiento de desmovilizados de las AUC con amplia experiencia militar y de conocimiento del terreno, y de una escalada de acciones armadas y actividades ilegales en las Comunas del municipio generando una disputa del territorio con las AGC.

En relación con las insurgencias, durante la pandemia ocurrió el desplazamiento de grupos Post-Farc al parecer al mando de alias ‘Gentil Duarte’, hacia los municipios de Morales, San Pablo, Simití, Santa Rosa, Remedios y Segovia. En las veredas Altos de Manila y Mina Nueva del municipio de Remedios, y las veredas Alto San Juan y Villa Nueva del municipio de San Pablo han anunciado su ingreso a zonas que anteriormente controlaba las FARC-EP. Se prevé que las estructuras que se movilizan hacia el Sur de Bolívar y el Nordeste Antioqueño operaban en la región del Catatumbo. En cuanto al ELN, el grupo armado se encuentra en un proceso de recomposición y expansión territorial en las zonas en las que anteriormente operaba el ‘Bloque Magdalena Medio’ de las FARC-EP. La expansión territorial en el Sur de Bolívar se ha fortalecido con el desplazamiento de guerrilleros provenientes del Nordeste Antioqueño, como también efectuando reclutamiento forzados de menores de edad. En el municipio de Barrancabermeja, al parecer la recomposición de las estructuras urbanas se ha estado realizando con antiguos miembros del ‘Frente Urbano Resistencia Yariguíes (FURY)[3].

En cuanto a la vulneración a los DDHH e infracciones al DIH en el marco del conflicto armado en el Magdalena Medio, el Observatorio de Paz Integral (OPI) registró entre enero y diciembre de 2020 un total de 335 acciones: 103 amenazas individuales, 61 amenazas colectivas, 12 ataques a bienes civiles, 3 atentados, 3 civiles heridos en acciones bélicas, un desplazamiento forzado masivo, 34 heridos, una ejecución extrajudicial, 99 asesinatos, 13 homicidios intencionales en persona protegida, un hecho de uso de minas antipersonal y un hecho de reclutamiento[4].

Respecto a cifras en la región sobre hechos de violencia a las y los líderes y defensores de derechos humanos en 2020 relacionados con el conflicto armado, CREDHOS registró 3 homicidios de líderes del partido político Farc, 44 amenazas, 8 desplazamientos forzados y 6 hostigamientos a líderes sociales y comunales.

Solicitudes

Se solicita respetuosamente a Amnistía Internacional oficiar a las instituciones del Estado Colombiano y organismos multilaterales, para que de acuerdo a sus competencias estas instituciones y organizaciones brinden medidas de acompañamiento y protección a los y las integrantes de nuestra organización Credhos. Asimismo, para que se adelanten las debidas investigaciones con el propósito de esclarecer la ocurrencia de los hechos de hostigamiento y amenazas descritos en esta acción urgente, así como la identificación y juzgamiento de los responsables de los mismos.

A continuación, presentamos las instituciones del Estado Colombiano y organismos a los cuales consideramos es pertinente elevar esta Acción Urgente:

• Presidencia de la Republica- Ministerio del Interior, Gobernación de Santander, Alcaldía de Barrancabermeja, Santander. Teniendo en cuenta lo establecido en el Decreto 1066 de 2015 y sus posteriores adiciones, en especial el deber de brindar medidas de protección a las comunidades que están siendo afectadas por violaciones a los Derechos Humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario.

• Defensoría Regional del Pueblo- Magdalena Medio. Procuraduría General de la Nación- Provincial. Personería Municipal de Barrancabermeja y Fiscalía General de la Nación, seccional Magdalena Medio. Respecto de las funciones que la Constitución Política y la Ley establece para cada una de estas instituciones. Relevante la directiva 02 de 2017 de la Procuraduría General de la Nación. La Ley 599 del 2000 y la Ley 906 de 2004.

• Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), en especial a la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de determinación de Hechos y Conductas, Despacho de la Magistrada Julieta Lemaitre, con el fin de insistir en la necesidad de las medidas cautelares que la JEP puede brindar a las y los integrantes de Credhos en aplicación de la Ley Estatutaria de la JEP y la Ley 1922 de 2018. Esto, teniendo en cuenta el auto de fecha 28 de agosto de 2020.

• Comité Internacional de la Cruz Roja CICR, acudimos a esta organización por su carácter humanitario y teniendo en cuenta los mandatos asumidos por el CICR derivado de los Estados Parte en los Convenios de Ginebra. Destacamos su finalidad: velar, mediante una acción neutral e independiente, por el respeto a la vida, la integridad física y moral, y la dignidad de todas las personas afectadas por conflictos armados y otras situaciones de violencia.

• Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de Estados Americanos MAPP OEA y Misión II de la Organización de Naciones Unidas ONU. Toda vez que, la población civil de la región del Magdalena Medio es víctima del conflicto armado interno. Y en la actualidad se reporta desde el sistema de alertas tempranas de la Defensoría Regional del Pueblo y desde las organizaciones defensoras de derechos humanos, la presencia en zona rural y urbana de municipios como Yondó, Cantagallo, San Pablo, Simiti, Santa Rosa, Puerto Wilches y Barrancabermeja de grupos armados como el ELN, AGC y grupos post- FARC (Disidencias).

• Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para que monitoree y denuncie esta situación de riesgo, teniendo en cuenta que nuestra organización actualmente cuenta con medidas cautelares del Sistema Interamericano de Derechos Humanos

1 Sistema de Alertas Tempranas (SAT). https://www.defensoria.gov.co/es/public/atencionciudadanoa/1469/Sistema-de-alertas-tempranas—SAT.htm
2 CREDHOS. (2020). EL SILENCIO ARMADO: PACTOS Y DISPUTAS EN EL MAGDALENA MEDIO. Informe sobre la situación de líderes-as-, defensores-as- y graves violaciones a los DDHH e infracciones al DIH en la región del Magdalena Medio colombiano, Enero – Septiembre de 2020.
3 Ibídem.
4 Observatorio de Paz Integral. (2020). Boletín 184. Enero – Diciembre. https://app.box.com/s/47p8p5kur4jbjj92xf8f332521ev89ct

Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos – Credhos
La Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos (Credhos) fue creada en 1987 como un instrumento de sensibilización y apertura de espacios sociales para el trabajo humanitario y para la defensa de los derechos humanos de los pobladores de Barrancabermeja y el Magdalena Medio.
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios