MENú

3 campesinos heridos a bala por policía antinarcóticos en Tierralta, Córdoba

3 campesinos heridos a bala por policía antinarcóticos en Tierralta, Córdoba - campesinos

La Asociación Campesina para el Desarrollo del Alto Sinú -ASODECAS- y la Coordinación Agrominera del Noroccidente y Magdalena Medio colombiano, en el compromiso por la defensa de los derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, denuncian ante la comunidad nacional e internacional que el día sábado 9 de agosto del año 2014 fueron heridos tres campesinos por disparos de fusil presuntamente hechos por policía antinarcóticos en la vereda Mata de Guineo en el Municipio de Tierralta, sur de Córdoba.

En horas de la tarde del día viernes 8 de agosto de 2014, helicópteros de la policía antinarcóticos sobrevolaron las poblaciones cercanas a Bocas del Manso y Bocas del Tigre, veredas pertenecientes a al corregimiento de Crucito, municipio de Tierralta, al sur del departamento de Córdoba. A las dos de la tarde los pobladores observaron cómo desde estos helicópteros se lanzaban granadas muy cerca de la población civil. Después fueron desembarcadas las tropas y comenzaron a ametrallar cerca de donde se encontraban trabajando campesinos de la zona, causando pánico a los pobladores.

El día sábado 9 de agosto de 2014 desde la dos de la tarde se registraron ametrallamientos a la población civil, presuntamente hechos por la Policía Antinarcóticos en la vereda Mata de Guineo, de Tierralta, sur del departamento de Córdoba. El operativo dirigido por el mayor Carreño de la Policía Antinarcóticos dejó el trágico saldo de tres campesinos heridos por impactos de armas de fuego. De igual manera se registró un número indeterminado de personas golpeadas por la policía. Las personas víctimas reclamaban por la erradicación de los cultivos de uso ilícito sin alternativas y garantías para la sustitución. Los campesinos habitantes de la zona que resultaron con heridas de bala son: Walter Pérez, Manuel Berrocal y Edwin Castillo, uno de ellos herido en la cabeza. Los labriegos fueron trasladados hasta los hospitales de Tierralta y Montería. Hasta el día de hoy se conoce que uno de ellos ya fue dado de alta.

Antecedentes

El día miércoles 11 de junio, el Ejército retuvo a diez campesinos en la vereda Igueronal en el marco de las erradicaciones. Dos días luego de la retención de los campesinos, a tan solo 20 metros de donde había aterrizado el helicóptero del ejército se encontró una granada puesta a manera de trampa para que algún desprevenido la activara. Afortunadamente esta fue encontrada por labriegos. Al ser interrogados por los campesinos acerca de la granada, un integrante del ejército respondió “si la guerrilla siembra minas nosotros sembramos granadas”.

El miércoles 16 de julio, siendo las 6:40 pm, se escucharon dos explosiones y una tercera que cayó a pocos metros de la vivienda de Félix Padilla, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Altamira, compuesta por 23 familias y asociada a ASODECAS. El artefacto explotó justo en la cancha de fútbol donde se encontraban los menores, dos de ellos heridos por el impacto y un tercero con afectaciones sicológicas. De inmediato los menores heridos fueron trasladados hasta el casco urbano de Tierralta, el niño que fue herido en la pierna tuvo que ser remitido hasta Montería por la gravedad de sus heridas. A esta hora se encuentra estable. En este mismo hecho, dos mulas que pertenecían al señor Padilla quedaron gravemente heridas.

Desde hace tres días la policía antinarcóticos ha venido adelantando labores de erradicación en tres puntos distintos del Nudo de Paramillo en el municipio de Tierralta. El operativo está a cargo del Mayor Carreño.

por Asociación Campesina para el Desarrollo del Alto Sinú –ASODECAS

Comentarios

Comentarios