MENú

Una guerra nuclear de EEUU y Rusia dejaría 34 millones de muertos

Una guerra nuclear de EEUU y Rusia dejaría 34 millones de muertos - 0939511_xl

Un simulador señala que un conflicto bélico entre EE.UU. y Rusia, dos potencias nucleares, causaría la muerte de 34 millones de personas en cuestión de horas.

Una guerra mundial es una amenaza muy preocupante cuya posibilidad se baraja entre la comunidad internacional en estos días luego de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, retirara en agosto a su país del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), bajo el pretexto de que Rusia no cumplía con el mismo, acusaciones rechazadas por Moscú.

En un acto recíproco, las autoridades rusas también anunciaron que abandonaban el pacto firmado en 1987 entre EE.UU. y la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), que constituía el primer acuerdo entre dos superpotencias para eliminar toda una categoría de armas nucleares, es decir, todos los misiles lanzados desde tierra con un alcance de entre 500 y 5500 km.

Días después de la retirada estadounidense, el Departamento de Defensa (el Pentágono) informó de que comenzaría a desarrollar misiles de medio alcance con ojivas convencionales que prohibía el Tratado INF. Desde entonces son muchos los expertos que advierten de que estas medidas tomadas por la Casa Blanca y el Kremlin impulsarán una nueva coyuntura de confrontaciones que recuerda mucho a la era de la Guerra Fría.

Ante tal panorama, un grupo de expertos en seguridad y armas nucleares de la Universidad de Princeton de EE.UU. han creado un programa de simulación para estudiar las posibles consecuencias de una catástrofe nuclear en caso de que a estas dos potencias se les vaya la mano en sus pretensiones de grandeza.

El estudio no solo servirá para analizar las secuelas de la devastación que dejaría un conflicto nuclear entre Estados Unidos y Rusia, sino que también tiene como objetivo alertar y evitar que se haga realidad, recoge un comunicado del ente universitario difundido recientemente en los medios de comunicación.

En ese contexto, los autores de la investigación dicen que su motivación es llamar la atención sobre las “consecuencias potencialmente catastróficas de los actuales planes de guerra nuclear de Estados Unidos y Rusia”, puesto que, agregan, la simulación llamada “Plana A” calculó que en cuestión de horas habría 34 millones de muertos y más de 57 millones de heridos.

La guerra imaginaria que ilustra un vídeo comienza con el intento de Rusia de impedir un avance de Estados Unidos y de los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hacia su frontera de flanco occidental.

Para ello, los rusos lanzan un misil nuclear “de advertencia” sobre la frontera que comparten Alemania, Polonia y República Checa. Con ese ataque el conflicto escala rápidamente.

Rusia envía aviones con un total de 300 ojivas nucleares y dispara misiles de corto alcance contra bases y tropas de la OTAN en Europa. La Alianza Atlántica, por su parte, responde con aviones que vuelan rumbo a Rusia, cargados con 180 ojivas nucleares.

El ejercicio académico simulado en un vídeo apunta a que en solo 3 horas, ya habría más de 2,6 millones de víctimas. Y ante la destrucción de Europa, Estados Unidos inicia un ataque con 600 ojivas nucleares que lanza desde su territorio y desde submarinos que apuntan a Rusia.

Moscú responde con misiles que dispara desde instalaciones subterráneas, camiones y submarinos y este intercambio dura unos 45 minutos y deja otros 3,4 millones de víctimas.

En este punto, el objetivo de cada uno es evitar que el enemigo tenga oportunidad de recuperarse, así que cada bando despliega ataques contra las 30 ciudades más pobladas de cada quien.

En cada bombardeo se utilizan entre 5 y 10 ojivas nucleares, dependiendo del tamaño de la ciudad. Dichos ataques con misiles causarían una devastación en pocas horas con un resultado de 85,3 millones de víctimas en 45 minutos.

Así, en menos de 5 horas, habría 91,5 millones de víctimas. Eso incluye 34,1 millones de muertes inmediatas y 57,4 millones de heridos.

Esas cifras, advierten los investigadores, aumentarían “significativamente” si se toman en cuenta las muertes que a largo plazo causarían los residuos radioactivos en el aire.

Los investigadores de Princeton subrayan que los resultados escalofriantes obtenidos de los cálculos algorítmicos se fundamentan con base en la información sobre las armas nucleares de EE.UU. y Rusia que actualmente están desplegadas, así como los escudos antimisiles y los posibles objetivos militares de cada arma.

Asimismo, los expertos estimaron el orden en el que escalaría la guerra, pasando de ser un enfrentamiento táctico para luego volverse estratégico hasta llegar a atacar ciudades convirtiéndolas en puras cenizas.

Con información de Agencia
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios