MENú

Polémica foto de Trump con bebé que perdió a sus padres en El Paso

Polémica foto de Trump con bebé que perdió a sus padres en El Paso - 06361188_xl

El presidente de EE.UU., Donald Trump y su esposa Melania posan sonrientes junto a un bebé víctima de los tiroteos de El Paso, en el estado de Texas.

Trump escenifica otra polémica al posar sonriente y con ambos pulgares hacia arriba junto a un bebé, cuyos padres murieron tras el tiroteo en El Paso (EE.UU.).

El presidente de EE.UU., Donald Trump y su esposa Melania posaron sonrientes junto a un bebé, que se quedó huérfano a causa de la muerte de sus padres en el tiroteo del pasado sábado registrado en la ciudad de El Paso, situado en el estado de Texas.

En la imagen colgada por la primera dama estadounidense en sus redes oficiales donde ella aparece cargando al menor de 2 meses, se aprecia a Trump levantando el pulgar junto al bebé, llamado Paul, hijo de Andre y Jordan Anchondo, quienes murieron para protegerlo.

La fotografía fue tomada durante la visita de la pareja presidencial al University Medical Center de El Paso, donde múltiples víctimas de la balacera fueron atendidas tras la masacre que protagonizó Patrick Crusius, de 21 años de edad, quien segó la vida de 22 personas asegurando a la policía, una vez detenido, que su objetivo era atacar y matar a mexicanos residentes en esta urbe fronteriza con México.

El magnate neoyorquino fue recibido a las puertas del hospital por airadas protestas de quienes condenaron su presencia en dicha ciudad de profundas raíces hispanas.

Y en las redes sociales a la instantánea donde se le ve a Trump sonriendo de oreja a oreja y con ambos pulgares hacia arriba, no le faltaron duras críticas.

Esta no es la primera vez que el republicano indigna de dicha forma. En 2018 también apareció sonriendo sin disimulo alguno y levantando el pulgar al visitar el hospital Broward Health North en el estado de Florida que acogió a las víctimas de otro mortal tiroteo.

En aquel entonces usuarios de redes se preguntaron cómo es que el presidente podía aparecer sonriendo en medio de tanto dolor luego de que 17 personas, la mayor parte de ellas menores de edad, habían perdido la vida.

Muchos manifestantes residentes tanto del El Paso como de Dayton, otra ciudad escenario de otro mortal tiroteo ocurrido al día siguiente en el estado de Ohio, han criticado a Trump por su defensa acérrima al principal lobby armamentista del país y sus discursos de odio racial que va lanzando de vez en cuando por allí.

Los crímenes de odio han crecido en Estados Unidos después de que Trump asumiera en 2017 la Presidencia y sus discursos racistas y xenófobos sobre los migrantes son otra causa del incremento de las muertes.

Con información de Agencias
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios