MENú

México repudia “hostigamiento” contra su embajada en Bolivia

México repudia “hostigamiento” contra su embajada en Bolivia - 0533597_xl

México reitera su denuncia por la permanencia del “asedio policial” contra su embajada en Bolivia y enfatiza su compromiso con el asilo diplomático.

“El Gobierno de México reitera su denuncia por el hostigamiento y la intimidación de la que están siendo objeto la Embajada y Residencia Oficial de México en Bolivia, contra el personal acreditado y contra las personas que se encuentran bajo la protección del Estado mexicano en ese país”, se lee en un comunicado publicado el miércoles por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

El lunes, la Cancillería mexicana emitió un comunicado en el que denunció la “excesiva presencia” de seguridad en las inmediaciones de su embajada en Bolivia, desde el pasado 11 de noviembre, día en que varias autoridades de Gobierno depuesto de Evo Morales se refugiaron en esa sede diplomática.

Esta vez, exigió al gobierno de facto de Bolivia que, en cumplimiento de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, garantice la inviolabilidad de las misiones diplomáticas y cece la política de hostigamiento y amedrentamiento contra sus recintos oficiales en el país andino.

Dentro de la embajada mexicana se encuentran asilados varios funcionarios del Gobierno depuesto de Morales sobre quienes pesan órdenes de captura, entre ellos, los que fueron ministros de Presidencia, Cultura y Defensa, Juan Ramón Quintana, Wilma Alanoca y Javier Zavaleta, respectivamente.

Por eso, en este nuevo comunicado, México refrendó su compromiso con la figura de asilo diplomático, la cual, destacó como “un acto de política exterior que se enmarca en el ejercicio de nuestra soberanía y es congruente con nuestra política de derechos humanos”.

En este sentido, aseguró que el Gobierno mexicano “hace valer este derecho” a las nueve personas que se encuentran bajo su protección en la misión diplomática en La Paz, incluidos los cuatro exfuncionarios que tienen órdenes de aprehensión, que, según el comunicado, fueron notificadas a la embajada mexicana después del otorgamiento de los asilos.

De acuerdo con la Cancillería mexicana, existe un cerco policial que registra el movimiento de las personas que entran y salen de los recintos diplomáticos; agentes realizan grabaciones y han intentado detener el libre tránsito de la embajadora de México, María Teresa Mercado, y del personal diplomático.

La embajada de México en Bolivia se ha convertido en el núcleo de una creciente tensión entre los dos países, después de que Morales, tras renunciar de manera forzada el 10 de noviembre a la Presidencia de Bolivia, viajó al día siguiente a México, que le había ofrecido asilo político.

La Policía de La Paz exigió el martes a México que entregase a los exfuncionarios y legisladores afines a Morales que se refugiaron en la sede diplomática en La Paz, tras el golpe de Estado en el país andino y la posterior persecución del gobierno de la autoproclamada presidenta boliviana, Jeanine Áñez.

Por su parte, el director general de Organismos y Mecanismos Regionales Americanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Efraín Guadarrama, ha avisado que existe una amenaza “sin precedentes” del ingreso de la Policía boliviana a la embajada mexicana en La Paz.

Con informaciónde agencias
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios