MENú

La Justicia británica decide sobre la extradición de Assange a EEUU

La Justicia británica decide sobre la extradición de Assange a EEUU - 09032983_xl

La Justicia británica decide este lunes si autoriza la extradición del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a EE.UU., que lo reclama para juzgarlo por espionaje.

Assange, ciudadano australiano de 49 años, conocerá en una vista oral en la corte penal de Londres, capital británica, si la jueza Vanessa Baraitser considera pertinente la petición de extradición presentada por la justicia estadounidense. EE.UU. le acusa de espionaje por difundir cientos de miles de documentos militares y diplomáticos confidenciales que pusieron a Estados Unidos en más de un aprieto a nivel de relaciones internacionales.

La justicia británica examinó detenidamente la solicitud estadounidense para asegurarse de que no fuera desproporcionada o incompatible con los derechos humanos.

El juicio ha durado cuatro semanas y han declarado numerosos testigos de la defensa del activista, que rechaza su entrega a la Justicia DE EE.UU. y espera la resolución del caso retenido en el centro de alta seguridad de Belmarsh.

La decisión, una vez conocida, podrá ser recurrida por ambas partes, lo que podría prolongar la larga saga judicial que rodea a Assange desde 2010, poco después de que su web WikiLeaks publicase los comprometedores documentos clasificados.

Entre ellos figuraba un vídeo en que se veía como helicópteros de combate estadounidenses disparaban contra civiles en Bagdad, Irak, en 2007, y mataban a una docena de personas, incluidos dos periodistas de la agencia de noticias británica Reuters.

Estados Unidos acusa al ciberactivista de un supuesto delito de “conspiración por cometer intrusión informática” y otros 17 cargos por acceder, obtener y divulgar documentos secretos, militares y diplomáticos entre 2010 y 2011, entre ellos, sobre las invasiones a Irak y Afganistán, los presos de Guantánamo y los cables diplomáticos difundidos por la plataforma digital WikiLeaks.

Assange, que ingresó hace un año en prisión, se enfrenta a una pena de 175 años de cárcel por 18 cargos presentados por la justicia estadounidense en relación con “una de las filtraciones de información clasificada más grandes en la historia” del país.

El fundador de WikiLeaks estuvo desde 2012 refugiado en la embajada de Ecuador en Londres. No obstante, el Gobierno de Lenín Moreno le retiró el asilo el pasado 11 de abril y la Policía británica lo detuvo ese mismo día por violar en 2012 la libertad condicional.

La defensa del australiano, coordinada a nivel internacional por el exjuez español Baltasar Garzón, denunció en el pasado que el ya presidente saliente estadounidense, Donald Trump, quería su extradición para hacer con él un castigo “ejemplar” en su “guerra particular contra los periodistas de investigación” y Assange no tendría un juicio justo en Estados Unidos.

 

Con información de agencias
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios