MENú

Correa aboga por no permitir la desestabilización en Ecuador

Correa aboga por no permitir la desestabilización en Ecuador - correa

El presidente de Ecuador, Rafael Correa

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, abogó por no permitir que grupos desestabilizadores de derecha realicen actos violentos en el país sudamericano.

El dignatario ecuatoriano durante una rueda de prensa celebrada el miércoles en el aeropuerto de Quito (capital) llamó a los ciudadanos del país andino a no permitir que bandas violentas bloqueen vías y caminos, respecto a las marchas previstas para este 13 de agosto.

«Mañana (jueves) será un desafío (…) Hay que cambiar la historia de los últimos años, tendrán que ellos irse a trabajar y tenemos que demostrar que Ecuador ya cambio y que rechazamos esas prácticas de que las minorías quieran desestabilizar al gobierno», afirmó el mandatario latinoamericano cuando arribó desde Surinam, donde participó en la investidura del presidente Désire Bouterse.

Asimismo, aseguró que el “llamado a paro de la oposición para este jueves no tendrá convocatoria”, para luego recalcar que tales grupos no tienen ningún derecho en paralizar el normal tránsito de los vehículos dado que sólo tratan de generar caos.

“Llegaron a pedir la (supuesta) liberación de los presos indígenas, y les pedimos los nombres y todavía no llegan porque es mentira”, recalcó el presidente andino.

Además, llamando a la fuerza pública de este país a vigilar las carreteras señaló que en la medida que alguien se atreva a enfrentarse con las policías, inmediatamente será detenido.

En este sentido, el mandatario ecuatoriano afirmó en la misma jornada desde Surinam que las amenazas internas que enfrentan los países latinoamericanos son más preocupantes que las procedentes de afuera.

Correa aboga por no permitir la desestabilización en Ecuador - 05225132_xl
Una manifestación antigubernamental de indígenas ecuatorianos en Machachi (Ecuador), 11 de agosto de 2015.

 

Desde hace dos meses, el Ejecutivo ecuatoriano se enfrenta a protestas después de presentar ante la Asamblea Nacional el proyecto, denominado la Ley de Herencias, iniciativa que, según el propio presidente del país, ayudará a combatir los niveles de pobreza extrema.

Eso ocurre aún cuando el presidente Correa insiste en el diálogo y el debate pacífico de temas importantes; empero, la movilizaciones continúan.

El miércoles, una marcha emprendida por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) ha arribado a Quito (capital), luego de recorrer 800 kilómetros desde el pasado 2 de agosto para unirse al mencionado paro nacional convocado por sectores de oposición.

El dignatario ecuatoriano, teniendo en cuenta que continúan las acciones desestabilizadores, pese al retiro temporal de las mencionadas normativas, afirma que la utraderecha usa como pretexto la oposición a estas leyes para imponer un golpe de Estado.

 

 

Fuente: Agencias

Comentarios

Comentarios