MENú

Argentina ve provocativo el discurso de Johnson sobre Malvinas

Argentina ve provocativo el discurso de Johnson sobre Malvinas - 12243888_xl

El secretario argentino de las islas Malvinas, Guillermo Carmona, durante un acto en la Plaza Malvinas de Ushuaia en diciembre de 2021.

Argentina rechaza enérgicamente el discurso belicista del primer ministro británico, Boris Johnson, sobre la liberación británica del pueblo de las Islas Malvinas.

  Durante un homenaje a los veteranos ingleses al cumplirse 40 años de la guerra de 1982 -entre Argentina y el Reino Unidos sobre las Islas Malvinas -, el primer ministro británico declaró que podría concretar una visita al territorio de ultramar.

En reacción, Argentina consideró el miércoles una “provocación” las declaraciones de Johnson, quien también afirmó que las fuerzas armadas del Reino Unido “liberaron” al pueblo de las Islas Malvinas.

Es una “provocación innecesaria del primer ministro británico Boris Johnson. Su discurso belicista es ofensivo para nuestra democracia”, indicó el secretario de las Islas Malvinas del Gobierno argentino, Guillermo Carmona, en un mensaje publicado el miércoles en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con el titular argentino, si por problemas de política interna, el premier británico quiere visitar al territorio argentino existen canales diplomáticos al efecto.

Tras condenar la repetición en prácticas colonialistas decimonónicas en el siglo XXI, el político argentino recalcó que Londres debe cumplir el derecho internacional que impone a la Argentina y al Reino Unido la obligación de encontrar una solución negociada a la cuestión Malvinas.

Desde 1833, Buenos Aires y Londres están implicados en una disputa territorial sobre las Malvinas, ocupadas por los británicos. El conflicto causó una guerra de 74 días en 1982, en que murieron 649 soldados argentinos y otros 255 británicos.

Desde entonces, Argentina ha reivindicado la soberanía sobre las islas en distintos foros internacionales y ha instado a Londres a negociar para resolver la disputa, a lo que los británicos se niegan.

 

Con información de convivencia
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios