MENú

Las tenistas del Abierto Mexicano liberan tortugas en Acapulco

Las tenistas del Abierto Mexicano liberan tortugas en Acapulco - th_1cce678baa2865fe866ba90e481edd63_tortugas-méxico-tenis-300x150

Mujeres tenistas liberan en Acapulco tortugas golfinas recien nacidas. EFE/José Méndez

 

 

Un grupo de tenistas que participan en el Abierto Mexicano, encabezadas por la francesa Alicé Cornet, número 39 de la clasificación mundial, han participado en la liberación de unas 200 tortugas golfinas en la playa de Acapulco, donde se celebra la competición.

Antes de la puesta del sol, unas 300 personas se reunieron en la playa para presenciar la entrada al mar las tortugas nacidas esta mañana en una ceremonia que duró alrededor de media hora.

Cornet, sus compatriotas Pauline Parmentier, raqueta 92 de la WTA, y Amandine Hesse (230), y la alemana Tatjana Maria (57) encontraron en el contacto con las tortugas un bálsamo para mejorar el ánimo tras sus derrotas ayer en el Abierto y en algunos casos convivieron son el público, sobre todo con niños.

La bióloga marina Gergina Saad, coordinadora del programa de especies marinas prioritarias del Fondo Mundial para la Naturaleza, explicó a Efe que la idea de liberar a las tortugas en la tarde es una forma de protegerlas de aves, cangrejos y otros depredadores en su paso al mar.

 

Una ceremonia con cierta mística

 

Las tenistas del Abierto Mexicano liberan tortugas en Acapulco - tortugas-liberación-méxico-300x200

Tortugas golfinas liberadas en Acapulco por mujeres tenistas participantes en el Abierto Mexicano. EFEJosé Méndez

 

Según estimados confirmados por la científica, de cada 1.000 ejemplares que llegan al mar, apenas uno llega a la edad de adulto por lo cual se hace necesario trabajar en la preservación de la especie.

Las golfinas liberadas hoy provienen del campamento Playa Larga, a unos 20 kilómetros de Acapulco, donde en los últimos cuatro años se han dejado en libertad a unas 288.000 tortugas.

La ceremonia de este miércoles estuvo rodeada de cierta mística, los presentes que tuvieron la oportunidad de dejar los pequeños animales, les pusieron nombre y asumieron el acto como algo personal.

“La mía de llama Rosita y a partir de ahora cuando venga a este lugar voy a ir a la playa para mandarle mensajes con mi mente”, dijo Camila, niña de unos cuatro años proveniente de la Ciudad de México, cuyo hermano menor llamado Emiliano celebró que su tortuga llegó pronto al mar, lo cual le permitió pensar que es fuerte y será de las sobrevivientes.

Hoy y mañana tendrán lugar otras dos liberaciones en el mismo lugar, a unos 400 metros de la sede del Abierto Mexicano de Tenis que concluirá el sábado.

Con información de agencias
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios