MENú

¿Cómo confiar en el señor Fiscal y en las instituciones?

Es habitual que  pidan antecedentes judiciales cuando se aspira a un cargo o a un empleo y si usted tiene antecedentes pues no le dan el empleo, o si usted tiene un familiar torcido y con antecedentes por lo regular tampoco te dan el empleo, pues para evitarse la zozobra y todo eso lo aceptamos como parte de las reglas, lo que debería generar ciertas reflexiones sobre el porque tenemos una actitud tan laxa a la hora de tener en cuenta los antecedentes de los altos funcionarios del estado.

Que garantías puede ofrecer un fiscal como Néstor Humberto Martínez Que ha sido parte activa de la conflictividad social, política y económica del país.

Abogado comercial –no penalista- empezó su carrera poniendo el Estado al servicio del sector privado, entre la Supersociedades y la Superbancaria, como miembro de la omnipotente Junta Directiva del Banco de la República pasó a ocupar cargos públicos en 3 gobiernos distintos.

Ministro de justicia con Samper, ministro del interior con pastrana y ministro de la presidencia con Santos.

El señor Fiscal y su bufete Martínez Neira Abogados, siempre ha velado por los intereses de los grandes consorcios, así estos intereses vayan muchas veces en detrimento de la nación, entre sus clientes se encuentran solo por nombran algunos:  Caracol, RCN, Carbones Colombianos del Cerrejón, Chevron, Goldman Sachs (oro), Grupo Gillinski , Grupo Poma, Grupo Santo Domingo, Ingenio del Cauca, Ingenio Pichinchi, Ingenio Providencia, Ingenio San Carlos, Leonisa, MAFRE Compañía de Seguros, Medoro Natural Resources (Marmato), MF Global, Organización Ardila Lülle, Pacific Rubiales, Ventana Gold, Navelena Odebrecht), sectores que obedecen a la dinámica del poder político y económico del país, poderes que tienen una gran responsabilidad en el conflicto social que seguimos sin resolver. Es lógico que al Fiscal le crean todos aquellos desinformados que se informan por los noticieros de los clientes del fiscal.

Los altos cargos del estado como la procuraduría o la fiscalía son comodines políticos  para mantener el estatus de las clases dominantes del país. En Colombia tenemos una rama judicial con un 95% de impunidad según sus mismas estadísticas, es y ha sido una rama incapaz de impartir justicia en medio del conflicto.

Es una rama que se ha degenerado en arma legal de guerra contra aquellos que el poder considera enemigos y es virtud de eso que los líderes sociales son perseguidos y se les montan falsos positivos judiciales.

Nos piden confiar en las instituciones cuando desde las instituciones se han realizado fraudes como el del 19 de abril de 1970, se han ordenado 10 mil ejecuciones extrajudiciales o falsos positivos, se han entregado los recursos naturales a conglomerados y multinacionales, cuando desde las instituciones se legisla en detrimento de la gente que viene pidiendo lo mismo desde la fundación de la patria garantías sociales para poder vivir en paz.

 

www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios