MENú

Tumaco: El Tandil, un año de memoria y reconstrucción social

Tumaco: El Tandil, un año de memoria y reconstrucción social - result_35_-5

El 5 de octubre se cumplió un año de la masacre del Tandil, Alto Mira y Frontera, Tumaco.

Impunidad y abandono del Estado en todos sus niveles siguen siendo las constantes al mismo tiempo que las comunidades afros, Idigenas y campesinas siguen construyendo sus sueños, trabajando por sus familias y organizándose para transformar su territorio de teatros de guerra hacia escenarios y procesos de vida y dignidad.

Estuve allí, en la Vereda el Tandil y de manera precisa en el sitio de la masacre. Dos cruces, una de madera y otra de concreto son el signo de la esperanza y de la memoria histórica. No hay detenidos, no hay ayuda para las víctimas no hay justicia y el caso se encuentra en la total impunidad.

Pero hay esperanza. El proyecto AGUR, de la Mancomunidad de Comunidades liderado por Eva Sánchez, una Uruguaya (Colombiana de corazon y convicción) que con un equipo de profesionales y técnicos de allí mismo del territorio y de Pasto, vienen desarrollando emprendimientos productivos, construcción de infraestructura educativa, vías y proyectos comerciales con el apoyo de países donantes. Ya han construido 7 obras en el territorio y destaco la Biblioteca ÁGORA ubicada en la vereda el Tandil.

Vi en los rostros de campesinos y afros un luz de optimismo y esperanza. Quieren salir de los cultivos ilícitos, aún esperan la presencia del estado social y de derecho.

Me reuní con docentes y piden intermediación para que nombren muchos docentes que hacen falta, para que construyan aulas y bibliotecas y que del PAE de Tumaco envíen alimentos en buen estado para los niños y niñas.

No hay inversión social del Estado, no hay proyectos de la Alcaldía de Tumaco, ni de la Gobernación de Nariño y del Gobierno Nacional solo hay presencia militar y de erradicadores.

Los líderes y líderesas piden agilizar los permisos para abrir, ampliar y pavimentar vías. Piden no ser estigmatizados, piden llegar a un acuerdo con el Consejo Comunitario de Alto Mira y Frontera en paz y Reconciliación, piden sustitución voluntaria real y reafirman su vocación pacífica. Saben que su destino está en su lucha, inteligencia, unidad y dignidad como comunidad.

 

Por Zabier Hernández Buelvas
Semanario Voz
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios