MENú

Opinión: El doble rasero de Vicky

Opinión: El doble rasero de Vicky - Diseño-sin-título-1-18-1140x599-1-1024x538

La columna de Vicky Dávila, hoy en Revista Semana, retrata de cuerpo entero el talante de la renombrada periodista. En esta columna, recoge sus opiniones sobre los efectos políticos por la decisión de la Corte Suprema de Justicia frente al Senador Álvaro Uribe. Allí establece quienes serían los ganadores y perdedores por la medida. Detrás de su máscara ecuánime, Vicky esconde sus verdaderos intereses ideológicos y políticos, los cuales va escurriendo por el texto, con calculada precisión de gotero y con esto, manipular sutilmente a su audiencia, llevándolos a una conclusión tergiversada, donde los culpables parecen inocentes y los inocentes aparecen cuestionados.

Empiezo por señalar, que la columna arranca quejándose de las presiones que la Corte está recibiendo y aclara que ella, no es juez para determinar la responsabilidad de nadie. Curioso repertorio para Vicky, quien contra Juan Manuel Santos no se ahorraba, ni se ahorra, juicios de valor o sindicaciones directas de comprar la elección presidencial de 2014. Recuerdo cómo, desde su micrófono en La W Radio, presionaba a los jueces y fiscales, exigiéndoles perentoriamente fallar contra los investigados. Hoy, la otra Vicky es cautelosa y llama a los magistrados a pensar bien su decisión, so pena de un incremento de la violencia, mejor dicho: una amenaza, los deja notificados que en caso de captura, como los capos mexicanos, rodará sangre. Si esto no es presión indebida, no se qué lo es.

Vicky nos presenta cuáles serían, a su criterio, los ganadores y perdedores de la contienda. Por un lado pone a las FARC como primeros beneficiarios, y sugiere de forma venenosa, que el proceso penal responde a un pacto entre Santos y las FARC. Asegura, insidiosamente y entre líneas, que al final, sólo se trata de una venganza, por parte de los guerrilleros, quienes fueron perseguidos sin tregua durante sus 8 años en la presidencia. Por supuesto, ella ignora de manera sistemática las miles de víctimas, desplazados, falsos positivos, asesinatos y un largo etcétera que nos costó esa persecución sin tregua, y no solo eso, sino que invisibiliza calculadamente los escándalos de espionaje, persecución y estigmatización contra la oposición, como si en nombre de la guerra contra las FARC esto fuera admisible.

La señora Dávila de Gnecco no pierde oportunidad para ensalzar al Senador Uribe, llamándolo entre otras cosas: político imbatible, trabajador incansable o el muro de contención al castrochavismo. Con este trato, complaciente y lambón, la periodista de marras, va dejando claro y al descubierto sus simpatías políticas y su doble racero. De un tajo desconoce el prontuario que acompaña la carrera política del cuestionado ex presidente, al señalar que: “la táctica para vencerlo, ha sido una sofisticada mezcla de campañas de desprestigio y denuncias penales.” Dejando sugerido que, en realidad, es una injusticia lo que el sindicado está viviendo. La otra Vicky, es la que no le rebaja media a Santos ni a la izquierda, la que es implacable exigiendo justicia y verdad contra sus malquerientes.

Para rematar Vicky sugiere que la Corte, en la misma medida en que saco “limpio” a Iván Cepeda, debe hacerlo con Uribe, y exige para él, las mismas garantías que le dieron a las FARC con el Acuerdo de Paz. Si Vicky quiere que Uribe goce de las mismas garantías procesales, debería sugerirle que se someta a la JEP y se decida de una vez por todas, a contarle la verdad al país. Las víctimas de los crímenes de Estado sucedidos durante su administración, de seguro lo agradecerán y sería, ese si, un gran paso para la verdadera reconciliación del país.

A fin de cuentas, Vicky ya nos tiene acostumbrados al doble rasero, a medir las cosas según su propia ideología y a disimular, arropada en su papel de periodista objetiva, sus convicciones.

Adenda: volvieron las masacres, como en los años 99 y 2000. Esta semana hubo 4 matanzas perpetradas por paramilitares contra comunidades campesinas inermes. Volvió el terror de la motosierra y el despojo. Duele Colombia.

 

Por Marcelo Molano
Responsable audiovisual de la Agencia Prensa Rural
www.radiomacondo.fm

loading...

Comentarios

Comentarios