MENú

La perversa “jugadita” del Ex fiscal El entrampamiento fue al estado social de derecho

La perversa "jugadita" del Ex fiscal El entrampamiento fue al estado social de derecho - martinez

Hace una semana el periódico espectador dio a conocer una noticia que tuvo al país 2 años esperando, lo que realmente sucedió con las acusaciones de narcotráfico de unos de los negociadores de la FARC en el proceso de paz de la habana, se trataba de la verdad sobre el caso que involucró al exnegociador de paz Jesús Santrich. Para satisfacción de unos y para desgracia de otros, lo develado por el espectador para los que defendemos la paz y lo que queda del estado social de derecho, nos da impotencia, rabia y dolor, que el poder sea utilizado de una forma tan canalla tan visceral.

Con lo develado muchas voces críticas y señalan a Néstor Humberto Martínez Neira, como el único responsable y se olvidan que la mentira fabricada por el exfiscal y secundada por gran parte del estado colombiano, procuraduría, congresistas, jueces, le dieron valides a lo dicho por la fiscalía, y lo más penoso el expresidente Juan Manuel Santos avalo y el actual presidente Duque refrendo. Todos repitieron al unísono el señalamiento de narcotraficante para Santrich, y hoy que sale a la luz pública la verdad, a ninguno de los que aplaudieron esa noticia prefabricada se los escucha decir nuevamente que presenten las pruebas, y lo mas grave de eso es que como dice el amigo Agustín Vélez, “no va a pasar nada”. Esa es la impotencia más grande porque en Colombia somos incapaces de colocar un retrovisor y exigir responsabilidad política, judicial y administrativa a los funcionarios que violen de esta forma la ley. Hechos como lo sucedido con Santrich, y que afecto un acuerdo de estado, en cualquier otro país serio causaría un sunami político que hasta la cabeza del presidente entraría a rodar.

Hoy se hace necesario que en nuestro país por lo menos las personas que tiene un grado de sensatez realicen un análisis serio y juicioso de lo sucedido. Ayer fue Simón Trinidad que extraditaron sin prueba hoy es Santrich que encarcelaron por dos años y lo obligaron a regresar a las armas, mañana quien será que le fabriquen unas pruebas perversas como ha sucedido con Piedad Córdoba, Gustavo Petro u otra persona, o terminen envenenado como Pizano padre e hijo(1) , no podemos seguir permitiendo que el país se nos termine de ir por hueco, a causa de una elite corrupta y criminal que como en ningún país del mundo utiliza las más bajas acciones de rufianes para continuar manteniéndose en el poder eso es inaudito.

No podemos dejar que lo sucedido pase como agua bajo las hojas sin medir las consecuencias; en la Habana se intento cerrar un ciclo de mas de 50 años de guerra fratricida donde se cometieron desmanes de lado y lado y la mas afectada es la comunidad. Las acciones como la del ex fiscal lo que hacen es regresarnos a esa guerra, pero a los de cuello blanco, el regreso a la guerra les alegra porque no son sus hijos los que están en ella, ni están en riesgo sus bienes. La guerra se vive en los territorios de la gente pobre del país. Y la acción de Néstor Humberto Martínez, con los cómplices de la DEA la autoridades yanquis, lo que nos traen son mas muertos y eso debemos decirlo con todo el ahínco, el regreso a las armas de Santrich y Márquez, es causado por la decisión de la fiscalía, y eso significa mas guerra por la irresponsabilidad de un hombre que utilizo el poder de una forma pueril en la fiscalía.
Ahora ante esta injusticia quien responde, amigo Agustín, esta vez no puede ser “aquí no pasa nada”. Las autoridades competentes deben tomar las decisiones que ameritan las acciones de la fiscalía, es importante que los abogados demócratas de este país adelanten acciones nacionales e internacionales para que sea castigados ejemplarmente los responsables de tan horrendo entrampamiento, que más que a Santrich es al estado social de derecho que entramparon, es a los acuerdos que entramparon, no podemos permitir que esto siga sucediendo y si no es hoy este delito mas temprano que tarde debe ser juzgado.

Finalizo diciendo que con esta verdad que sale a la luz, lo que le toca al estado es resarcir el daño causado y una forma es realmente dejar de hacerle conejo a los acuerdo s y empezar a cumplirlos, con ellos los nuevamente alzados en armas con las garantías previstas en el acuerdo deberían regresar a cumplir lo acordado y deponer las armas, con el compromiso del cumplimiento de los acuerdos, es una tarea insoslayable y si no es hoy esperemos no seguir contando muertos y que el próximo gobierno digno, humano, con una cara diferente a los que han gobernado este país, le de la oportunidad a la nueva generación de vivir en paz.

 

Por Aiden Salgado Cassiani
Miembro del Colectivo de Estudiantes Universitarios Afrocolombianos CEUNA.

Desde el palenque un cimarrón
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios