MENú

Encuestas electorales y proceso constituyente

Encuestas electorales y proceso constituyente - vargas-lleras-y-fiscal-néstor-humberto-martinez-1024x464

Las firmas encuestadoras y los ruiseñores de “régimen” que las interpretan de inmediato en sus columnas periodísticas, dejan ver su dolor de cabeza y sus contradicciones:  El proceso constituyente en el que está inmersa la sociedad colombiana, es decir, el proceso social e histórico mediante el cual la Oligarquía Contrainsurgente cipaya de los intereses del gobierno imperial de los EEU está perdiendo  de manera lenta y sostenida su influencia sobre las clases tradicionalmente subordinadas y sometidas, en un curso perceptible por cualquier observador imparcial.

Encuestadores y encuestólogos, se han enfrascado en novelones y ficciones sobre las futuras elecciones en Colombia, afirmaciones y suposiciones casi todos improbables o inciertas, mentises y contra mentises, correcciones y rectificaciones, etc, que en lugar de arrojar luz generan mayor incertidumbre. Es como si el árbol (las elecciones) no les dejara ver el bosque (proceso socio-histórico constituyente).

Quien no me crea, puede leer con ojo avizor (no necesariamente crítico) la muestra más sublime de estos análisis imaginados, en la columna de la madre de todos los columnistas adscritos María Isabel Rueda, del diario El Tiempo (25.02.2018) en este enlace : http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/maria-isabel-rueda/la-gran-encuesta-presidencial-son-las-elecciones-parlamentarias-186746

Es obvio que las futuras elecciones en Colombia serán una prueba más del movimiento del referido proceso general constituyente de la sociedad colombiana. Por tal razón, las encuestas que solo muestran tendencias, pero que en “la Colombia engañada” se les ha dado un valor bíblico y profético, cuando no son más que fotos instantáneas de una película más larga por los cambios y acomodos en el Poder, al no tenerse en cuenta el contexto general en el cual se ejecuta el cuestionario, llevan a mayores desaciertos.

Veamos algunos elementos del contexto:

1- Lo primero que salta a la vista es que al irse decantando las aguas en el movimiento electoral, y a pesar de todos los intentos en su contra realizados por la alianza, medios-adictos-empresarios-gobierno, van quedando desnudos en el sedimento los dos bloques electorales en disputa; el Institucional y el Reformista: Uno, que parece ir ganando cada vez más simpatía representado en “la alianza de la decencia” cuya cabeza más visible es Gustavo Petro, al parecer ha ido superando la medianía de la chicha y la limoná del rival que “ni es de aquí, ni es  de allí”, y, posicionando en el imaginario social un mensaje social no solo reformista sino francamente alternativo de los “sin permiso de Medellín”. El otro bloque, el Institucional, cada vez más hegemonizado por la mentalidad y las prácticas Contrainsurgentes, se debate entre el ex vicepresidente (de Santos) Vargas Lleras, y el candidato que dijo Uribe Vélez, Iván Duque, alrededor de los cuales girarán los demás candidatos institucionales, como liberales, Santistas de la U, reservistas, carismáticos, ordoñistas, godos y ultragodos, etc. Tendencias que se manifestarán con más vigor a medida que se acerque la fecha de los comicios.

2- También es evidente que a este ultimo bloque lo han afectado varios sucesos que han salido a flote últimamente como: a) Las 4 cuatro investigaciones ordenadas por la Corte Suprema de Justicia contra Uribe Vélez que, si se realizan como deben ser, repercutirán necesariamente en las elecciones por venir. b) El pago a manifestantes del partido Centro democrático en Tunja. c) El juicio que se adelante contra su hermano “Santiago el apóstol” fundador de un grupo narco paramilitar en su hacienda Guacharacas. -d) Así como las denuncias hechas por el aparecimiento en un acto electoral con Luis Alirio Mora, el dueño de la cadena de supermercados saqueados, fugitivo de la justicia y acusado por la Fiscalía de ser un supuesto testaferro de las extintas FARC-EP.

3- Sobre esto último, es decir los graves acontecimientos que rodearon una serie de saqueos a varios supermercados en diferentes ciudades colombianas, seguidos de actos vandálicos y la militarización subsiguiente; existen al menos tres 3 hipótesis: UNA que dice fueron simplemente actos vandálicos producidos por el hambre de pobladores empobrecidos de diferentes ciudades. OTRA, que se trata de un complot de la llamada “Mano Negra” para enturbiar el ambiente pre electoral (ver: https://www.elespectador.com/opinion/jugando-con-candela-columna-741077) Y una TERCERA sostenida por el partido FARC, que dice se trata de una “cortina de humo” planeada y predeterminada entre el Fiscal Martínez y el partido Centro Democrático, para impedir violentamente las investigaciones ordenadas por el Tribunal Supremo contra Uribe Vélez y continuar el saboteo al Acuerdo de la Habana (ver https://www.farc-ep.co/comunicado/senor-fiscal-general-no-mas-espectaculo-mediatico.html)

4- En el plano internacional hay también hechos cuya influencia es innegable en Colombia:-El Primero de ellos es la gira por varios países latinoamericanos clientes del gobierno de los EEUU, realizada durante la primera semana de febrero por el secretario de Estado Tillerson, preparando una intervención multilateral contra el gobierno de Venezuela, la que al parecer fue considerada “ momentáneamente inconveniente” por los países clientes visitados, pero que de inmediato fue seguida por la visita del Jefe del Comando Sur Almirante Kurt Tidd al gobierno de Colombia (10.02.2018) para poner en ejecución la estrategia presentada por el propio almirante Tidd ante el ante el Comité de Servicios Armados del Senado de los EEUU ( realizado 5 días después de su visita a Colombia, el día 15 de Febrero 2018) para declarar sobre la revisión de la Solicitud de Autorización de Defensa para el Año Fiscal 2019 y el Programa de Defensa de los años futuros; donde expresó la estrategia que su comandancia tiene sobre Venezuela, que al final concluyó así :

“…El Comando Sur no está pidiendo un gran compromiso del ejército estadounidense… que no quiere o necesita equipos de combate de brigada o grupos de batalla de portaaviones…

Estamos hablando de pequeños equipos multipropósito y fuerzas de operaciones especiales para mantener compromisos críticos de entrenamiento… Estamos hablando de buques con helicópteros embarcados, y particularmente de aquellos que son inter-operables con nuestros socios, y con suficiente conciencia para reducir el riesgo contra los problemas y detener las amenazas en su origen, antes de que sean más costosos”. ( ver http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/02/16/venezuelasiguen-las-amenazas-el-jefe-del-comando-sur-acusa-a-venezuela-de-proteger-a-terroristas/

5- Por último, se debe tener en cuenta el triunfo global de la gambeta dada por el gobierno venezolano para burlar a las sanciones financieras decretadas por el gobierno de EEUU, al haber lanzado “exitosamente” la criptomoneda Petro con respaldo físico en sus propias reservas petroleras, y no depender financieramente del dólar para sus operaciones globales, incluida las transacciones (legales y de contrabando) de gasolina en la frontera con Colombia. Hecho que motivó inmediatamente la propuesta del avisado ministro colombiano de economía el conservador Mauricio Cárdenas, para devaluar aceleradamente el peso colombiano quitándole tres 3 ceros. Propuesta compartida por el actual Fiscal general de Colombia Martínez Neira, el inefable abogado del magnate multimillonario Sarmiento Angulo y ficha electoral de Vargas Leras, el candidato presidencial más importante del bloque institucional contrainsurgente.

¿Cómo pretenden encuestadores y encuestólogos de la falsimedia colombiana, que todos estos acontecimientos mencionados no tengan incidencia en el proceso electoral y pasen en Colombia como por un cristal, así como pasan los rayos del sol sin romperlo ni mancharlo?

Por Alberto Pinzón Sánchez
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios