MENú

CRÓNICA: LA PAZ QUE ME ROBARON – VIOLACIÓN DE DERECHOS AL ORIENTE DE CALI

CRÓNICA: LA PAZ QUE ME ROBARON - VIOLACIÓN DE DERECHOS AL ORIENTE DE CALI - FB_IMG_1523399651761

Contexto:

COMUNIDAD DEL BARRIO LA PAZ AL ORIENTE DE CALI LLEVA SIETE DÍAS EN PIE DE LUCHA POR INVASIÓN DE LA FUERZA PÚBLICA A SU ZONA VERDE Y DE RECREACIÓN, PERO TRES AÑOS RECLAMANDO SUS DERECHOS SIN SER ESCUCHADOS.

 

Primero debemos contextualizar y dejar claro que el barrio La Paz ubicado al sur oriente de Cali en la comuna 13, no es, ni nunca fue una invasión como lo dijeron el año pasado en algunos medios de comunicación. Todos los fundadores adquirieron sus predios de manera legal hace más de 30 años, aquí en la que era la hacienda La Chumba. además, la cancha del barrio La Paz por la que hoy pelean sus habitantes, no siempre fue una cancha. En los años 80’s la CVC y Emcali tomaron acciones para combatir las inundaciones del sector, así que abrieron un gran ‘hueco’ que se convirtió en un brazo de las lagunas El Pondaje y Charco Azul, lo que terminó siendo además otra problemática, pues muchas personas se ahogaron en esta laguna artificial. La comunidad empezó a tomar sus propias acciones colectivas y decidieron tapar el ‘hueco’. El hueco literal y figurativo que como siempre ha dejado la alcaldía de Cali en el sector. Así es como los habitantes del barrio La Paz  sin un solo peso del gobierno, construyeron su única zona verde y de recreación, a punta de pica y pala con el sudor de  su frente. La zona verde la componen guayacanes y ceibas, un jardín botánico construido por los niños, y una cancha con dos porterías auto gestionadas para los partidos que se realizan 3 días a la semana con jóvenes de 6 barrios.

Para entender la problemática del sector hay que hacer memoria. Todo comenzó en en el año 2000 cuando Carlos Alberto Gutierrez Cerón se adjudicó de manera dudosa éste predio en la ciudad de Cartago. Cerón y la constructora Enlace S.A.S hicieron negociaciones para construir en el lote un complejo de apartamentos, sin licencias ambientales, sin estudio de suelos y sin aprobación de la comunidad. Los vecinos del sector afirman que en el año 2015 llegaron al barrio diciendo que iban a pavimentar, luego a hacer una ciudadela recreativa de Comfandi, y después apartamentos de interés social, pero los habitantes a todo se opusieron.

En noviembre de 2017 ingresó de manera violenta la fuerza pública, junto con maquinaria pesada a construir. Los vecinos se pronunciaron inmediatamente, y se activaron las alarmas; muchos de ellos eran personas de la tercera edad, pero el SMAD no dudo en responder con agresiones. Hubo 19 personas heridas, de las cuales una perdió la visión de un ojo. Los hijos y nietos de estos habitantes no se demoraron en responder, y así comenzó una disputa muy fuerte entre la fuerza pública y los habitantes del sector. La batalla duró casi 12 horas, al tiempo  niños, mujeres embarazadas y adultos mayores sufrieron dentro sus casas por la presencia de gas pimienta y las fuertes explosiones. Al final, el SMAD se rindió y tuvo que retirarse. Parecía ser que el barrio ganó la primera batalla, pero era obvio que no la guerra. El paso a seguir fue realizar las respectivas denuncias con los heridos y comenzar una pelea jurídica, pero muy poco fueron escuchados los habitantes del sector. Además los medios nosivos de comunicación extrañamente tergiversaron todo y dijeron que hubo un enfrentamiento entre el SMAD e invasores.

Todo marchaba relativamente en paz, hasta el pasado martes 3 de abril. Los azulejos, pechirojos y canarios ya no cantaron, un ruido infernal invadió la callecita de lodo y barro después de la lluvia, llegaron sin previo aviso, invadieron. Eran más de 640 integrantes de la fuerza pública armados con material de guerra, entre ellos hombres del SMAD, GOES, carabineros, y Policía Militar. Entraron por las esquinas del barrio sigilosamente a las 3 de la madrugada para desactivar de manera ilegal una de las sirenas que da aviso a la comunidad; luego llegaron 4 volquetas y 3 retroexcavadoras, cercaron con malla la zona verde, pusieron barreras alrededor de la cancha y comenzaron a levantar los 35 años de lucha y resistencia del barrio La Paz. Su argumento es que el proyecto ‘’Torres de La Paz’’ de la constructora Enlace S.A.S hace parte del famoso ‘Plan Jarillon’, que supuestamente ya está aprobado, tiene las licencias correspondientes, los estudios del suelo, los permisos del Dagma, y la orden del alcalde; Pero no tienen lo más importante, la aprobación de la comunidad afectada. El POT, ni el UPU 4 de AGUABLANCA fueron construidos a partir una REAL participación ciudadana, de manera que es ILEGAL.

El 5 de abril se llevó a cabo una audiencia pública en el Poliactivo del adulto mayor de Los Lagos II, programada desde hace un mes para exponer las violaciones al espacio público, los ecosistemas, y las lagunas del Pondaje y Charco Azul. Estaban invitados los habitantes de los barrios Marroquín III, Los Lagos II, Rodrigo Lara Bonilla y La Paz. Este era el momento propicio para encontrar respuestas, pues precisamente se iniciaron obras dos días antes audiencia. Asistieron más de 300 habitantes del sector, se envió invitación al director de Planeación, el Gerente del Plan Jarillón, al señor alcalde Maurice Armitage, entre otros. No llegaron, ni enviaron ningún tipo de excusa. Es indignante que mientras ellos deciden en su escritorio el futuro de nuestro territorio, violandonos el derecho a la democracia, nosotros suframos las consecuencias y no nos den la cara.

El 6 de abril se realizó una toma artística con todos los niños del sector en reivindicación al derecho a la recreación, pues más de 400 jóvenes y niños que hacen uso de esta cancha, desde hace 7 días no han podido utilizarla; en principio porque gran parte está destruida, pero además porque los niños manifiestan intimidación por parte de los militares, quienes recargan sus armas frente a ellos. La manifestación estuvo llena de alegría y juegos, pero a las 7 de la noche, cuando algunos facilitadores de la actividad se habían retirado, un integrante del ESMAD disparó un proyectil de gas lacrimógeno hacia los menores de edad, estos resultaron afectados e hicieron inmediatamente la denuncia, la presidenta de la junta de acción comunal estaba presente en el momento.

El sábado 7 de abril algunos habitantes del sector no aguantaron más las provocaciones de la fuerza pública y de los constructores de la obra. La comunidad  denuncia que al parecer su presencia se debe a un solo objetivo y es provocar  un enfrentamiento.

  1. Encierran vías de acceso sin previo aviso con camiones y tanquetas de la policía, dejando a las personas que tienen carro sin acceso a sus garajes o salida.
  2. Cortan las sirenas de la comunidad sin explicación.
  3. Construyen 24 horas haciendo relevos de 8 horas sin dejar dormir a los habitantes del sector.
  4. Cortan un cable de la electricidad dentro de la construcción y dejan sin energía a toda una cuadra.
  5. Se paran en las esquinas del barrio durante 24 horas y dejan ahí los residuos de sus comidas, vecinos aseguran que hasta hacen sus necesidades ahí.
  6. Amenazan con armas de largo alcance a niños que protestan alrededor de la construcción.
  7. Agreden con gas pimienta a niños, porque sí.
  8. Los obreros tiran piedras desde dentro de la construcción hacia afuera intentando golpear a las personas.
  9. Solo la presencia de armados YA ES UN ACTO VIOLENTO.

CRÓNICA: LA PAZ QUE ME ROBARON - VIOLACIÓN DE DERECHOS AL ORIENTE DE CALI - FB_IMG_1522776595216

A pesar de estas provocaciones, la comunidad ha manifestado siempre querer solucionar todo por las vías legales y ejerciendo sus derechos; pero éste sábado no aguantaron. Unos cuantos se fueron a la batalla con los uniformados tumbando las cercas y lonas de construcción, eran muy pocos y la policía no tuvo más remedio que establecer el control disparando de manera indiscriminada por las cuadras del barrio. Las balas entraron en varias casas comprometiendo la vida de inocentes; a un habitante le rozaron el pie, otro recibió un disparo en la ingle, y un vecino resultó perjudicado porque el helicóptero de la Policía Nacional  tumbó algunas tejas de su casa.

En este momento está en proceso una tutela, esperamos que las medidas legales que se están tomando sean efectivas para que  se dejen de vulnerar los derechos del barrio La Paz ó ¿dónde está la democracia? ¿dónde está la LEY ESTATUTARIA 1757 DE 2015 que obliga a la participación REAL de las comunidades en la Formulación del POT?

Qué siga la resistencia de las comunidades y que se gane la guerra, el barrio La Paz estará en pie de lucha hasta el final. Porque no se permitirá que unos cuantos empresarios decidan el futuro de los territorios de la ciudad de Cali y de quienes los habitan.

Por Sofía Giraldo
www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios