MENú

Los vínculos experimentales entre Miró y CoBRA se exponen en Holanda

Los vínculos experimentales entre Miró y CoBRA se exponen en Holanda - vinculos-experimentales-Miro-CoBRA-Holanda_EDIIMA20151009_0424_4

Una exposición que se inaugura hoy en la capital de Holanda muestra la radical liberación formal de Joan Miró (1893-1951), su gesto y el uso de materiales y cómo esta transformación la viven de manera semejante los miembros del colectivo CoBrA (1948-1951).

La exposición «Miró & CoBrA. Juego experimental» que se puede visitar desde hoy en el Museo Cobra, es un proyecto que «explora por primera vez el parentesco artístico innovador» entre el artista surrealista español y el colectivo de posguerra, explicó la directora artística de la institución, Katja Weitering.

«No tanto porque se estableciera una influencia mutua entre el pintor español y el grupo CoBrA. De hecho, Miró solo tenía amistad con Pierre Alechinksy, sino por el notable parecido en la expresión y el uso de materiales», añadió la comisaria.

Esta reflexión se recoge en más de 80 obras que convierten a la exposición sobre Miró en Amsterdam en la mayor desde la retrospectiva organizada por el Stedelijk en 1956.

De hecho, para el nieto de Joan Miró, Joan Punyet Miró, este proyecto «será una de las exposiciones más impresionantes en mucho tiempo», explicó Weitering.

Junto a las piezas de Miró, se expondrán más de 60 obras de miembros de CoBrA como Pierre Alechinsky, Karel Appel, Eugène Brands, Constant, Corneille, Christian Dotremont, Henry Heerup, Robert Jacobsen, Asger Jorn, Lucebert Carl-Henning Pedersen, Anton Rooskens, Shinkichi Tajiri y Theo Wolvecamp.

Para la experta es interesante descubrir que tanto «Miró y los artistas de CoBrA se consideraban a ellos mismo creadores de mitos».

Y como «todos bebieron de las mismas fuentes, incluyendo la prehistoria, el folclore o la cultura popular, y su visión, a través de las propiedades y potenciales inherentes en los materiales utilizados, les sirvió para alcanzar una de las formas de expresión más originales que existen», señaló la experta.

Algo que claramente se refleja en sus obras en las que «los animales fueron representados con apariencia humana» o «representan símbolos como puede ser la mujer, el pájaro, cuerpos divinos, la escalera y la serpiente pero desde una esfera diferente», indicó.

El Museo CoBrA de Arte Moderno de Amstelveen, municipio integrado en la ciudad de Amsterdam, que tiene como objetivo divulgar el legado del movimiento artístico de posguerra, organiza desde 2012 exposiciones dedicadas a artistas modernos que inspiraron e influyeron en la generación de artistas del colectivo fundado en París en 1948.

Un encuentro casual en 1946 entre el artista danés Asger Jorn, el belga Christian Dotremont y el holandés Constant Nieuwenhuys, con motivo de la exposición de Miró en la galería parisina de Pierre Loeb sentó las bases del movimiento de posguerra CoBra que fue fundado dos años más tarde en la capital francesa.

Disuelto en 1951, tan solo tres años después, el nombre responde al acrónimo Copenhague, Bruselas y Amsterdam, ciudades de donde provenían sus tres fundadores.

Gracias a la estrecha colaboración con la Fundación Pilar i Joan Miró de Mallorca, la exposición también incluye la reconstrucción del estudio de Miró allí con más de 40 objetos originales y permite por primera vez mostrar su taller a gran escala.

El proyecto expositivo ofrecerá una visión amplia de la práctica artística del artista español, dado que muestra obras de épocas diferentes e incluye piezas desconocidas de cerámica, esculturas y otros objetos.

Además, dado que las conexiones históricas de arte entre Miró y CoBrA nunca habían sido investigados antes, el catálogo, con textos de diferentes estudiosos, también contribuirá al conocimiento tanto de Joan Miró como del grupo, explicó la directora artística.

La muestra cuenta también con un programa de actividades, Miró & yo, que incluye talleres para adultos y niños, y un concurso de pintura escolar, entre otros, a través del que pretende despertar la curiosidad de los visitantes a obras tan representativas del arte del siglo XX.

«No va a ser una muestra retrospectiva clásica, principalmente enfocándose en sus pinturas, porque queremos mostrar su lado más experimental» y «esperamos arrojar nueva luz sobre la importancia del legado de Miró y como éste influyó en la generación posterior de artistas de la posguerra», señaló la experta.

La exposición pretende hacer «un llamamiento a la creatividad, a juego y a la experimentación» y transmitir un «legado optimista con una resonancia mundial a pesar de los momentos difíciles de la posguerra» que podrá visitarse hasta el 31 de enero de 2016.

 

Fuente : EFE

Comentarios

Comentarios