MENú

‘Litigante’ en competencia en Festival de Cine de La Habana y otras buenas noticias en su tercera semana

      Los comentarios de la crítica y el voz a voz generado por la película ‘Litigante’ le permiten mantenerse en 25 salas de nueve ciudades en su tercera semana y la consolidan como una de las más importantes del año.

  • Del 4 al 11 de diciembre estará en Bogotá, donde entra también a la Cinemateca; Medellín, Ibagué, Cartagena, Bucaramanga, Pereira, Villavicencio, Chía, y Cali, ciudad en la que además llega a La Tertulia.  
  • Otra buena noticia es que ‘Litigante’ junto a la premiada ‘Monos’, serán la representación colombiana de la Selección Oficial del 41 Festival de Cine de La Habana, que reúne las mejores películas latinoamericanas y que este año va del 5 al 15 de diciembre. Estarán en la competencia de Ficción. http://habanafilmfestival.com/
  • Un nuevo talento a destacar en la película es el actor Vladimir Durán, el encargado de darle un aire de comedia romántica al drama dirigido por Franco Lolli, y protagonizado por Durán, Carolina Sanín,Leticia Gómez y Alejandra Sarria. Entrevista con el actor sobre su mirada masculina al universo femenino. 

'Litigante' en competencia en Festival de Cine de  La Habana y otras buenas noticias en su tercera semana - unnamed

A través de los ojos de Abel, el personaje de Vladimir Durán en Litigante, el público masculino podrá dar una mirada al universo femenino de Silvia, una madre soltera y abogada que está al borde de una crisis nerviosa al tener que dividir su tiempo entre cuidar a su pequeño hijo, acompañar a su madre enferma y defenderse de una acusación por corrupción en su trabajo.

En el que parece ser el peor momento, Abel aparece en su vida para ofrecerle el amor de pareja al que Silvia había renunciado desde el nacimiento de Antonio, y prestarle un apoyo emocional que mucho está necesitando. Pero también para hacer las preguntas que nadie le ha hecho en años.

Este personaje representa el amor, pero también la chispa que enciende en Silvia la inminencia de un cambio y la necesidad de continuar con su vida a pesar de la enfermedad de su madre. El actor que lo interpreta llegó tras un casting de nueve meses y supo darle a Abel ese toque de ternura, ingenuidad y buena vibra que buscaba el director Franco Lolli para darle otro aire a su película a través de escenas y situaciones  que bien podría pertenecer a una comedia romántica.

Vladimir, director y actor de formación en Argentina, conoció el proyecto de Litigante durante la promoción de su ópera prima como director de Adiós entusiasmo en Colombia. Fue entonces cuando lo invitaron a presentar el casting en la película de Lolli, a la que describe como “universal, con una historia muy humana que podría suceder en Tokio, París, Bogotá o en Sri Lanka”.

¿Cómo define a Abel?

Me parece que Abel usa el humor, el chiste casi bobo, para ir avanzando en su vida y eso es válido. Detrás de su intelectualidad hay un ser vulnerable y mucho más débil emocionalmente de lo que parece, que encuentra en Silvia un contacto muy humano. Entre ellos se teje una relación amorosa de doble vía que tiene que ver con el cuidarse y donde hay vulnerabilidad de ambas partes.

Abel es quien refresca las tensiones y el drama de la película ¿cómo lo logró?

La actuación es tratar de no preguntarse mucho, y lo que hice fue conectarme con Carolina en el presente, con emociones como el amor y el desamor, por las que he pasado. También guié esas emociones hacia el humor y pensé en cómo sería una relación amorosa con una persona a la que inicialmente se ataca. Abandoné la idea de una relación que estaba empezando, porque quería tener más presente cierto dolor e inseguridad que conozco y convertirlo en algo más ‘descontracturado’, más hacia el humor, pero con cierta torpeza.

La película presenta un universo femenino donde Abel parece tener la misión de no homogeneizar la historia…

Sí, es un universo femenino, pero también desde una mirada masculina, no en el mal sentido porque finalmente el autor es hombre. Dentro de ese universo femenino, yo quería tener cuidado de no representar al macho que viene a echar los perros, a seducir. Quería darle matices al personaje, además porque igual estaba frente a un personaje femenino vulnerable, pero con mucha fuerza, como Silvia. No se quería dar la idea de que la mujer necesita un hombre para estar segura y por eso me gusta ese final en el que poco se sabe de Abel.

Con Carolina Sanín se siente una gran química, ¿cómo trabajaron para lograr esa buena complicidad?

Yo creo que es mérito de Franco, quien tiene una poderosa intuición y es un gran director de actores. A Carolina yo no la conocía y ella no tenía idea de quien era yo, aunque había escrito una crítica hermosísima de mi película Adiós entusiasmo. Más allá de eso, llegué con muchas ideas sobre lo que podría pensar de la actuación como actriz no profesional y en realidad me sorprendió totalmente su visión. Su interpretación es completamente maravillosa, verdadera y honesta. En el rodaje ella contaba conmigo y se fue generando mucha complicidad y una linda amistad.

 

Litigante es una película de vínculos humanos, en la que un solo personaje carga muchos conflictos al tiempo, ¿qué lectura le da a esta película y a su papel?

Para mí es una apuesta alta, al inicio Silvia tiene tantos problemas que uno podría llegar a decir que son demasiados, pero justamente eso la hace más interesante luego. La  película es tan sensible y mesurada que sale bien librada de eso. Abel se encuentra con Silvia en un momento de extrema vulnerabilidad para ella, y además, directa o indirectamente, es uno de los disparadores de sus problemas. Esas contradicciones son lindas.

 

¿Al no contar con diálogos escritos, qué tan difícil fue el trabajo de improvisación, más teniendo en cuenta que se trataba de actores no profesionales?

A mí me parece mejor, porque se acerca al tipo de técnica con la que yo me he ido formando como actor. Creo que el actor no necesita tener la información de un todo, porque en la vida real no pasa así. La información que Franco nos daba era más concreta, más precisa y menos de información sicológica. Por eso, entre otras muchas cosas, hay tanta verdad en su película.

 

Litigante ha participado en más de 30 festivales internacionales, donde ha venido acumulando premios: mejor película en el más antiguo festival de cine de Estados Unidos, el de Chicago; mejor actriz para Leticia Gómezen Festival Pacific Meridian de Vladivistok (Rusia) y mejor actriz para Carolina Sanín en el Festival Fine Arts de República Dominicana.

 

Hace unos días recibió también la Mención Especial del Jurado en el Festival International du Film d’Amiens, y actualmente se presenta en el festival de Torino, en Italia. A principios de diciembre representará a Colombia en la competencia del Festival de La Habana

 

Litigante es una película de Evidencia Films en coproducción con las casas productoras Srab Films y Les Films Du Worso de Francia, y cuenta con el apoyo de Caracol Televisión, Dago García Producciones y EFD en Colombia. La distribución en el país la hace Cine Colombia, en Francia la hace Ad Vitam, y las ventas internacionales están a cargo de Kinology.

 

www.radiomacondo.fm

loading...

Comentarios

Comentarios