MENú

‘LAS BRUJAS DEL TAMBOR’, RESISTEN CON ARTE EN BELLO

‘LAS BRUJAS DEL TAMBOR’, RESISTEN CON ARTE EN BELLO - DSC_0751

En el Municipio de Bello una naciente oleada de artistas y cultores han emergido de las entrañas de sus comunas y barrios para poner de manifiesto nuevos referentes sociales  de  cambio, actores que están generando una nueva narrativa en una ciudad que ha padecido una cruenta violencia, por parte del control de criminales y un evidente abandono de sus comunidades, por cuenta  de la institucionalidad local y nacional.

Gran parte de los ciudadanos sufren entre el miedo, la indignación y la impotencia, ante el devenir de un nuevo conflicto armado entre ilegales; de nuevas disputas violentas por el control del territorio que obliguen a nuevos toques de queda, al cierre temprano de establecimientos y a tener que ‘entrarse ligero para la casa’ y otra vez sentir    la zozobra que producen las balaceras, tales y como se han vivido en el último tiempo. Con la guerra urbana también se paralizan las iniciativas ciudadanas por la paz y la transformación que se dan desde el territorio.

Esto sumado a la corrupción histórica de la mano de los que han gobernado y a la crisis política que ha desatado hechos como el tener un poderoso exalcalde prófugo de la justicia, otro en casa por cárcel y el actual y recién electo en procesos judiciales complicados y a quien entre los ciudadanos se le conoce como, “el alcalde del brazalete”,  hacen que Bello para Colombia sea un caso sui generis.

‘LAS BRUJAS DEL TAMBOR’, RESISTEN CON ARTE EN BELLO - DSC_0776

Es en medio de este barullo, propio de la realidad que viven diariamente los bellanitas,  el arte y la cultura han emergido como instrumentos sociales de resistencia civil. En parques, esquinas, terrazas, Juntas de Acción Comunal,  canchas, paredes o donde se dé  lugar, artistas por puñados y aprendices de este, se están apropiando de la dinámica social en un territorio que viene superando las 700.000 vidas y que a pesar de los problemas, sigue siendo un importante polo desarrollo del norte metropolitano de Antioquia.

A pesar de que los  gobiernos que han administrado a Bello se han caracterizado por destinar un presupuesto paupérrimo para los asuntos que tienen que ver con el apoyo y fomento del arte y la cultura, por estos días no es  extraño encontrarse en sus calles  a jóvenes músicos con su instrumento terciado al hombro,  a artistas  circenses haciendo malabares en semáforos, otros   itinerantes y con apuestas escénicas, y mas recientemente  y de forma casi espontanea, coloridos  conciertos de calle que van desde la música parrandera, hasta el folclore tradicional caribeño de gaita y tambor.

Es en consonancia a este contexto y desde una terraza del histórico barrio El Rosario de Bello,  surgió hace poco la Escuela de canto tradicional “Akelarre”, un colectivo  de mujeres que decidieron conformar una promisoria agrupación de canto tradicional, que desde la tambora y las gaitas del caribe, reivindican el legado ancestral de los pueblos originarios exclavisados de Colombia y América Latina.

Daniela Roldán es una joven gaitera que define de esta manera su agrupación, “Akelarre es una propuesta de escuela en donde las mujeres a través de la música, crean y gestan cambios en la sociedad, además de que se empoderan de la música para la auto gestión y contra la arremetida violenta a las que se ven expuestas. A través de la belleza y la naturaleza de las músicas del Caribe que nos araña, construimos un proceso del mestizaje del que todas somos hijas y a la vez que buscamos, nos formamos para entender y participar del movimiento cultural, expresar nuestros sentires y compartir dicha sabiduría ancestral.

Ante la conexión que existe entre la manifestación artística y la realidad social, Sindy, otra de la cantaoras, manifiesta, “Con tantos años de conflicto en nuestra ciudad, y pensando que la violencia se ha reproducido por todo el territorio Colombiano, y que la guerra tuvo repercusiones directas en la ruralidad del país, pero también afectó las maneras de habitar los centros urbanos, la cultura es fruto de la convivencia con el conflicto, la música folclórica juega un rol de memoria e identidad. Este trabajo analiza una selección de temas musicales para expresar emociones. Arte musical que representa la evolución histórica del conflicto armado. Si bien la violencia que se está presentando incide en todos sus habitantes, la música danzada, y cantada por mujeres unidas que hablan de estar cansadas de vivir en el conflicto es la mejor manera de protesta y es lo que necesitamos, una protesta calmada donde el arte sea el pilar importante para ser escuchadas”

 

Acerca del sentido de la practica tradicional por parte un grupo jóvenes de ciudad, una de las cantaoras declara que, “la música folclórica y la apropiación cultural de este legado ancestral y de aquellas condiciones que como colombianos nos caracterizan, son unas herramientas que permiten a quien se acerca, un reencuentro con su identidad, con su raza y lo que la compone,  a la vez que abre las puertas a la expresión social y contestataria desde el arte raizal. Tradicionalmente en Colombia, dadas las condiciones sexistas, las mujeres han sido excluidas del montaje de las músicas tradicionales, como ‘tamboleras’ o intérpretes instrumentales y son entonces para ellas los puestos de ‘cantaoras’ y bailaoras”

 

Con sus bailes y cantos, estas talentosas jóvenes han venido fortaleciendo una apuesta cultural comprometida con la reivindicación de la tradición de las músicas originarias del caribe colombiano. A la vez que cantan y bailan, estas inteligentes, guapas y aguerridas mujeres bellanitas, están comprometidas moral y socialmente por lo que pasa en su territorio, por eso acompañan activamente la movilizaciones que se dan en el marco de una ciudad en la que los artistas, están iluminando la llamarada del cambio social.

Las imágenes que se observan, son de algunos momentos de lo vivido en el marco de las II Jornadas de Arte Joven por Bello,  realizadores  del VIII Campamento por la defensa y resignificación del territorio el día 09 de noviembre de 2019 en las calles del Municipio de Bello, Antioquia. Un agradecimiento y un abrazo solidario a todos quienes de alguna u otra manera posibilitaron tan magna iniciativa popular.

 

 

Por Cristian Camilo Bedoya G. – Colectivo de comunicación y cultura #ContemosPueblo

www.radiomacondo.fm

Comentarios

Comentarios