MENú

¿Qué son las moscas volantes visuales?

¿Qué son las moscas volantes visuales? - 01371061_xl-300x169

Las pequeñas ‘moscas volantes’ se producen por un defecto ocular que modifica nuestro campo visual, llamado miodesopsias.

 

 

Se ha preguntado qué son esas pequeñas ‘moscas volantes’ que ve a veces. Es un defecto ocular que modifica nuestro campo visual, conforme un oftalmólogo.

Según explica José Manuel Benítez del Castillo, secretario general de la Sociedad Española de Oftalmología, las miodesopsias, el nombre médico para estos defectos oculares, es una sintomatología muy común y, en algunos casos, permanente. Se asocian al proceso normal del envejecimiento y comienzan a aparecer, por regla general, a partir de los 40 años de edad.

Las también denominadas “moscas volantes” se producen cuando el vítreo, un gel que rellena el ojo y que está en contacto con la retina, comienza a deteriorarse y a contraerse con la edad. Al descomponerse de forma progresiva en su separación de la retina puede dar lugar a fotopsias, la visión repentina de luces o destellos en la oscuridad, para después producir opacidades en el campo de visión.

Las fotopsias, que no siempre son percibidas de forma consciente, advierten del desprendimiento del vítreo y junto a la visión de las “moscas volantes” deben ser objeto de revisión por parte del especialista. En algunas ocasiones, el desprendimiento del vítreo puede ocasionar lesiones en la periferia de la retina y dar lugar a un posterior desprendimiento de esta.

Los casos en los menores de 40 años son reducidos y aunque se presentan en un 10 % de esta población es a partir de los 70 cuando el fenómeno alcanza hasta a un 80 % de los mayores. Si se presentan en niños o personas jóvenes deben ser examinadas, ya que suelen ser síntoma de una inflamación intraocular llamada uveitis intermedia.

Las miodesopsias no tienen importantes repercusiones, ya que la persona que ve estas moscas volantes pasa por un proceso de neuroadaptación, en el que el cerebro se adapta y deja de ver estas diminutas manchas en la visión. Si se mira a un fondo en blanco, como una hoja de papel o una pared, aún es posible distinguirlas pero si no, el proceso de habituación las termina por obviar y se dejan de percibir, señala Benítez del Castillo.

No existe un tratamiento para la población general y sólo en casos muy aislados en los que existen graves molestias se puede realizar una intervención quirúrgica, aunque el especialista afirma que rara vez se llevan a cabo, dado que pueden presentar más riesgos que beneficios.

 

Con información de agencias
www.radiomacondo.fm

loading...

Comentarios

Comentarios